Ajustan el gasto y reducen el déficit

Ajustan el gasto y reducen el déficit

La mejora se debió a un aumento interanual de 30,5 por ciento en los ingresos frente a una suba del gasto de 17,4 por ciento. La desaceleración obedeció fundamentalmente al recorte de subsidios.

El resultado fiscal primario del sector público nacional arrojó en agosto un déficit de 24.651 millones de pesos, 30 por ciento menor al del mismo período del año pasado, según informó el Ministerio de Hacienda. La mejora se debió a un aumento interanual de 30,5 por ciento en los ingresos frente a una suba del gasto de apenas 17,4 por ciento. La desaceleración del gasto obedeció fundamentalmente al recorte de subsidios que cayeron 30 por ciento, aunque también se observó un parate en la inversión destinada a gastos de capital que creció apenas 2 por ciento, fundamentalmente por la baja en el rubro de energía que retrocedió 23,2 por ciento. Pese a la baja de agosto, en lo que va del año el déficit primario muestra un aumento interanual de 11 por ciento con una suba de 31,3 por ciento en los ingresos y 28,2 por ciento en los gastos. Por su parte, el pago de intereses de la deuda trepó 105,2 por ciento (3360 a 6895 millones). A raíz de ello, resultado financiero también arrojó una reducción interanual del déficit pero sólo de 18,6 por ciento quedando un rojo de 31.545 millones

El desagregado de los ingresos de agosto muestra un aumento de 29,6 por ciento en los recursos tributarios (de 119.728 a 155.140 millones de pesos), 87 por ciento en rentas de la propiedad (de 3586 a 6707 millones), 14,7 por ciento de otros ingresos corrientes (de 5777 a 6629 millones) y una caída de 41 por ciento en ingresos de capital, aunque sobre una cifra insignificante en términos relativos (de 16 a 10 millones). Al interior de los recursos tributarios, el rubro más significativo son las contribuciones a la seguridad social que treparon 26 por ciento (de 46.452 a 58.459 millones), por debajo 32 por ciento acumulado entre enero y agosto. Luego sigue el IVA que aumentó 32 por ciento (de 24.007 a 31.747 millones), por encima del 20 por ciento acumulado en el año. La mejora del IVA deja en evidencia la recuperación economía de los últimos meses.

El resultado fiscal primario del sector público nacional arrojó en agosto un déficit de 24.651 millones de pesos, 30 por ciento menor al del mismo período del año pasado, según informó el Ministerio de Hacienda. La mejora se debió a un aumento interanual de 30,5 por ciento en los ingresos frente a una suba del gasto de apenas 17,4 por ciento. La desaceleración del gasto obedeció fundamentalmente al recorte de subsidios que cayeron 30 por ciento, aunque también se observó un parate en la inversión destinada a gastos de capital que creció apenas 2 por ciento, fundamentalmente por la baja en el rubro de energía que retrocedió 23,2 por ciento. Pese a la baja de agosto, en lo que va del año el déficit primario muestra un aumento interanual de 11 por ciento con una suba de 31,3 por ciento en los ingresos y 28,2 por ciento en los gastos. Por su parte, el pago de intereses de la deuda trepó 105,2 por ciento (3360 a 6895 millones). A raíz de ello, resultado financiero también arrojó una reducción interanual del déficit pero sólo de 18,6 por ciento quedando un rojo de 31.545 millones

El desagregado de los ingresos de agosto muestra un aumento de 29,6 por ciento en los recursos tributarios (de 119.728 a 155.140 millones de pesos), 87 por ciento en rentas de la propiedad (de 3586 a 6707 millones), 14,7 por ciento de otros ingresos corrientes (de 5777 a 6629 millones) y una caída de 41 por ciento en ingresos de capital, aunque sobre una cifra insignificante en términos relativos (de 16 a 10 millones). Al interior de los recursos tributarios, el rubro más significativo son las contribuciones a la seguridad social que treparon 26 por ciento (de 46.452 a 58.459 millones), por debajo 32 por ciento acumulado entre enero y agosto. Luego sigue el IVA que aumentó 32 por ciento (de 24.007 a 31.747 millones), por encima del 20 por ciento acumulado en el año. La mejora del IVA deja en evidencia la recuperación economía de los últimos meses.

El tercer rubro en importancia dentro de los ingresos tributarios es el impuesto a las Ganancias que mejoró 36 por ciento (de 17.507 a 23.787 millones), una tasa que duplicó al 18 por ciento acumulado entre enero y agosto y que muestra que pese a las promesas que hizo el presidente Mauricio Macri en campaña, el pago de Ganancias constituye un aporte cada vez más sustancial a las arcas públicas. Por último, débitos y créditos (impuesto al cheque) mejoró 33 por ciento interanual (de 9.019 a 12.029 millones) y los otros ingresos tributarios crecieron 28 por ciento en promedio (de 22.744 a 29.118 millones).

El desagregado del gasto primario (que trepó 17,4 por ciento) muestra un aumento interanual de 19,4 por ciento en los gastos corrientes y de sólo 2 por ciento en los gastos de capital. Al interior de los gastos corrientes, el mayor desembolso correspondió a las prestaciones sociales que treparon 32,1 por ciento (de 77.311 a 102.118 millones), por debajo del 39 por ciento de suba interanual acumulado entre enero y agosto. El mayor gasto dentro de las prestaciones correspondió a jubilaciones que aumentaron 41 por ciento y asignaciones familiares y por hijo que se incrementaron 31 por ciento. El otro rubro relevante dentro del gasto corriente son los subsidios económicos que retrocedieron 30 por ciento interanual (de 22.956 a 16.067 millones), fundamentalmente por las subas en las tarifas de servicios públicos, lo que le permitió al gobierno nacional mostrar una mejora en los números. En el año este rubro muestra una caída interanual de 14 por ciento. Los gastos correspondientes al funcionamiento del Estado subieron 22,7 por ciento, mientras que las transferencias a provincias aumentaron sólo 8,3 por ciento y otros gastos corrientes 30,2 por ciento.

Los gastos de capital, por su parte, subieron apenas 2 por ciento interanual (de 19.009 a 19.387 millones), aunque en el año la suba acumulada es de 30 por ciento. Transporte creció 48,2 por ciento (de 3332 a 4936 millones), Vivienda 41,1 por ciento (de 2486 a 3506 millones), Agua potable y alcantarillado 87,5 por ciento (de 916 a 1718 millones) y Educación 131,6 por ciento (de 345 a 798 millones). La contracara fue Energía que cayó 23,2 por ciento (de 3348 a 2753 millones) y el rubro Otros que disminuyó 52,5 por ciento (7293 a 3463 millones).

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest