«Es mentira que el Estado nos tiene que limpiar el culo»

«Es mentira que el Estado nos tiene que limpiar el culo»

Las palabras de Mauricio Macri fueron para su Gabinete en el retiro espiritual de Chapadmalal donde también pidió que sean todos «más explicativos» con las medidas que se toman y que quienes tengan causas se presenten en la Justicia. Aunque no quiere que la política se transforme «en un partido de fútbol», ninguneó a la oposición y lanzó que desde Cambiemos “hacemos trampa porque competimos contra la nada”

Una nota del diario Clarín relató las fuertes palabras que el Presidente de la Nación tuvo con su Gabinete durante el retiro espiritual del equipo de Cambiemos en Chapadmalal durante el último fin de semana. Además de exigir una mayor eficiencia en el trabajo y que se sometan a la Justicia, habló de la oposición y de pelear un poco más con el círculo rojo.

“Es mentira que el Estado se tiene que ocupar de limpiarnos el culo”, insistió Macri según reveló una alta fuente de Gobierno a Clarín en relación a quienes creen que «el Estado debe solucionar todo». En esa línea el Presidente sostuvo que «una sociedad con valores de hincha de fútbol no tiene futuro” y cuestionó a sus propios votantes del 2015 al comentar que mucha de esa gente también «es ambivalente».

El reclamo de Macri fue insistente en uno de los puntos que más reclaman los «lilitos» de la Coalición Cívica y los radicales PRO: “Tenemos que ser más activos, tenemos que tener más presencia y hay que contar con más voceros. Y también tenemos que discutir más con el círculo rojo”.

Quienes ya trabajan fuertemente en la línea dura de Macri son la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y la ministra de Desarrollo nacional Carolina Stanley. Se espera que la mandataria de la Provincia vaya en ese eje discursivo en la apertura de sesiones.

“La gente mira el pequeño detalle. Seamos personas normales. No hay otra manera de sobrevivir. Todo es una cuestión de equilibrio. Hay que atacar y defender, como en el fútbol”, concluyó Mauricio dejando de lado su enojo por futbolizar la política y motivando con metáforas futbolísticas como en el vestuario de Boca o en los encuentros con el actual DT Xeneize.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest