No es un día feliz, es un día de lucha y de compromiso

No es un día feliz, es un día de lucha y de compromiso

Mariela Rodríguez, de la agrupación Sororidad, hablo sobre la movilización del Día de la Mujer en la ciudad.

“La verdad que en la tarde del Jueves en la plaza de Villa, a las 17:30 nos encontramos para charlar un poco de que se trataba este segundo Paro Internacional de Mujeres y fue la tercera actividad que realizamos con el gremio Amsafe, con Susana Ludmer y Mónica Romero”, explicó al principio de la entrevista Mariela Rodríguez, al ser consultada sobre lo ocurrido el día 8 de marzo para luego agregar que las llena de alegría y orgullo que la gente de Amsafe confíen en ellas, que realicen actividades en conjunto para concientizar acerca de la problemática que significa la violencia de genero.

Con respecto al Paro Internacional de Mujeres realizado en nuestra ciudad, Rodríguez comentó que se habían citado antes en la Plaza, debido a que querían charlar con quienes se acercaran para ver de qué se trataba un Paro Internacional de Mujeres. El segundo Paro y en nuestro país el tercero, si se tiene en cuenta el miércoles Negro, que fue en octubre del 2016, después del femicidio de Lucia Pérez. “En la plaza hicimos como una radio abierta y todo aquel que quiso expresar su opinión tenía la posibilidad de hacerlo,” agregó.

Al ser consultada porque no hubo una organización colectiva, ya que había dos grupos que realizaban distintas actividades, Mariela Rodríguez explicó que lo que paso fue que quizás no hubo una comunicación fluida, no hubo asambleas como en todos los otros lugares que si se hicieron con todas las organizaciones para acordar que se hacía, en Villa no paso, quizás por problemas de comunicación entre las diferentes organizaciones feministas, “se va a ir aprendiendo, quizás el próximo no suceda así, por eso se vio eso en la plaza. Nosotros teníamos bien en claro que queríamos charlar con la gente, queríamos darle una impronta, por eso cuando, a las 18:30 estaba programada otra de las actividades también nos quedamos en la plaza porque lo que queríamos era tener, más o menos un pantallazo de que pinta y que reclama un Paro Internacional de Mujeres”, detalló.

“Se cae mucho en lo de Feliz día de la mujer, y la verdad que también es un proceso en el que no hay que apurar a nadie, cada uno tiene sus tiempos pero no es un día feliz, es un día de lucha, de compromiso, para estar en los espacios públicos, eso es lo que está pasando, no solamente en la Argentina si no a nivel mundial. Creo que están temblando las estructuras del patriarcado porque son las mujeres las que le hacen frente, siempre fue así, pasa que ahora hay más visibilidad,” comentó Rodríguez para luego detallar que en la crisis de los 90 en nuestro país los primeros piquetes que se armaron fueron de mujeres, las que estaban preparando la olla popular, es por eso que esto no es de ahora ni nada nuevo. En sus palabras, en definitiva, somos nietas o bisnietas de las mujeres que vienen luchando.

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest