Paran a Jorge Baliño por sus errores en el Monumental y desde su entorno cuentan que «está destrozado»

Paran a Jorge Baliño por sus errores en el Monumental y desde su entorno cuentan que «está destrozado»

El árbitro quedó en el centro de las críticas por su actuación en el empate entre River – Godoy Cruz.

Había pasado un rato del empate entre River y Godoy Cruz y a Jorge Baliño todavía le retumbaban los oídos. Por los insultos de los hinchas. Por el reclamo airado de los jugadores. Y apenas llegó al vestuario, encendió el teléfono. Tenía una catarata de mensajes de Whatsapp. Supo, entonces, que le costaría conciliar el sueño. Mucho más, después del llamado que recibió de Guillermo Marconi, secretario del Sindicato de Arbitros de la República Argentina (SADRA).

Bombero de profesión, y nada tiene que ver el cantito de la tribuna, el árbitro de 38 años fue parado por la Dirección Nacional de Arbitraje que conduce Horacio Elizondo. Y no sería por una sola fecha. Fue tan mala su tarea en el Monumental que podría tener consecuencias a fin de año. Su carrera como internacional podría terminar en diciembre. «No está a la altura», le dijeron a Clarín quienes conducen los destinos del referato en la Argentina.

«Está destrozado», deslizaron en su entorno. Según pudo averiguar este diario, Baliño sabe que se equivocó, pero sostiene que no fue un error el claro penal que no sancionó a favor de River. Cree que Lucas Pratto se cayó porque punteó el pasto. Lo que no observó el juez tandilense, y que sí le apuntó Marconi, fue el toque que el goleador recibió en el pie izquierdo producto de la marca de Luciano Abecasis. Ese roce provocó que la desestabilización del delantero.

Baliño le apuntó a Alejandro Mazza, quien no marcó una clara posición adelantada en el gol de Santiago García. No es un árbitro asistente que tenga las mejores calificaciones. Pero el juez principal no puede deslindar responsabilidades. No sólo no cobró el penal, también le dio un tiro libre a Godoy Cruz porque interpretó que Jonatan Maidana le había dado un pase atrás a Franco Armani después de un cruce providencial.

Apuntado por la crítica, Baliño sufrió hasta la alteración de su perfil de Wikipedia. Allí le agregaron «el chorro bostero» a su apodo y lo describieron como «un árbitro malísimo que dirige encuentros correspondientes a Conmebol Libertadores y Conmebol Sudamericana.

Elizondo, el capo de los referís, ya tuvo una intensa charla con Baliño. Y sabe que en el futuro inmediato tendrá descanso obligado en la Superliga.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest