Primer paso hacia una ley de emergencia de empresas recuperadas

Primer paso hacia una ley de emergencia de empresas recuperadas

El proyecto busca suspender por dos años los desalojos para que las cooperativas puedan
resolver sus situaciones jurídicas.

El proyecto de ley para declarar en emergencia la situación de las empresas recuperadas por los trabajadores consiguió este miércoles
dictamen favorable en la Comisión de Cooperativas, Mutuales y ONG en la Cámara de Diputados. Este es un primer paso, aún restan dos
comisiones antes de llegar a las cámaras, en busca de suspender los desalojos por dos años.
La emergencia que se menciona en el proyecto se da en el contexto de la Ley de Emergencia Social que se declaró en 2016, la empinada
suba de tarifas, el recorte de los programas de asistencia del Ministerio de Trabajo, entre otros factores. Si bien la marcha de la economía
afecta a todas las esferas del trabajo, menoscaban especialmente a estos sectores que vienen remontando situaciones de abandono
patronal, haciéndose cargo de la gerenciación y la producción; de todo el proceso productivo, en denitiva.
Federico Tonarelli y Eduardo Montes –presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA) y
de la Federación de Trabajadores Por la Economía Social (FETRAES)–, junto al Sindicato de Curtidores, defendieron el proyecto frente a los
legisladores de dicha comisión.
En diálogo con Tiempo, Tonarelli, que también es presidente de la cooperativa Bauen, contó que pudieron intervenir para plantear la
situación del sector. En esa línea relata que “de la inmensa mayoría de las recuperadas, sólo cuatro o cinco tienen su situación jurídica
resuelta –Renacer en Tierrra del Fuego, Zanon en Neuquén, Clínica Junín en Córdoba, Textiles de Pigué en Buenos Aires– mientras que el
resto estamos en vilo, resolviendo la situación de los inmuebles y de las máquinas, en el caso de las fábricas”.
Las situaciones judiciales de las que habla Tonarelli son variadas, algunas están en primera instancia, otras en cámaras de apelaciones o
con algún tipo de recurso de queja presentado en la Corte. Entonces, el tiempo es uno de los datos fundamentales: “Estos problemas nos
abarcan a todos. El paraguas de la suspensión de desalojos por dos años nos da el tiempo para ir resolviendo estos litigios y, en el caso de
proyectos que ya están en el Congreso, como el del Bauen, o en las legislaturas provinciales se disponga de un plazo razonable para
tratarlo en comisiones y llegar a los recintos con los tiempos legislativos, que son largos”.
El caso del Bauen es recordado porque si bien consiguió la expropiación por parte del Parlamento nacional, esta fue vetada por el
presidente Mauricio Macri. Entonces, el plazo de dos años les permitiría “volver al Congreso a dejar sin efecto el veto o resolver el tema
jurídicamente” como están intentando en la Cámara de Apelaciones en lo Comercial de la Ciudad. “Cada caso, con su particularidad, está
en una situación semejante, por eso es necesario declarar la emergencia”, subraya Tonarelli.
Hoy día se vive una situación inédita en la historia de todo este largo proceso de las recuperadas, por primera vez, hay una merma en la
cantidad de trabajadores en este sector. “De los 20 mil, hay una baja de cerca de 2000 trabajadores. Nosotros no despedimos, somos todos
asociados a cooperativas, pero algunos compañeros renuncian, buscando alternativas en otro lado. Porque el ajuste llega a nuestras
empresas a partir de que no se pueden elevar los retiros para los asociados, porque hay que hacer frente a los aumentos de los insumos,
de las tarifas, la falta de créditos. Entonces la cooperativa tiene que dar cuenta de todos esos gastos y no se pueden aumentar los retiros
de los laburantes.”
Dados los largos tiempos parlamentarios, las cooperativas pedirán que se trate el proyecto de emergencia de manera conjunta en las
comisiones de Trabajo y Justicia, explica Tonarelli sobre los próximos pasos. A pesar de que estos tratamientos son arduos el presidente de
Facta se muestra optimista.
Un dato a tener en cuenta es que el 31 de octubre hay pedida una sesión especial en la Cámara de Diputados para tratar el tema del Hotel
Bauen, pero a esa sesión se le buscaría agregar este tema, entre otros. Es decir, asuntos que afectan a las recuperadas en su conjunto. Para
lograrlo, el futuro inmediato de las cooperativas es trabajar muy fuerte para llegar a esa sesión con los tres dictámenes.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest