Tras 7 meses de inacción, la Rosada obligó a Sturzenegger a vender dólares para frenar la escalada

Tras 7 meses de inacción, la Rosada obligó a Sturzenegger a vender dólares para frenar la escalada

Tras siete meses de libre flotación del tipo de cambio, el Banco Central cedió a la intervención del Ejecutivo y salió a vender entre U$S40 y U$S50 millones. También forzó a bancos privados a desprenderse de billetes. Con la medida, la cotización cayó sólo dos centavos.

Según dijo el presidente Mauricio Macri, en la Argentina de Cambiemos existe un «crecimiento invisible». No obstante, lo que sí es visible es la intervención que el mandatario ejecutó sobre el Banco Central, ya que el presidente de entidad, Federico Sturzenegger, abandonó por primera vez en siente meses la lógica interna de libre flotación del tipo de cambio y le puso un freno a la escalada del dólar vendiendo billetes y obligando a bancos privados a adoptar esa medida.

En la jornada, el BCRA vendió entre U$S40 y U$S50 millones, permitiendo así que la divisa no se moviera del techo que pretende el Gobierno Nacional, es decir cerca de los $20. Sin embargo, esta operatoria también llevó a los bancos privados a aportar a la causa con ventas por unos U$S30 millones, pero no produjo un gran movimiento hacia abajo: al cierre de la cotización, la divisa cerró en $20,52, unos dos centavos abajo del arranque de un lunes en el que había empezado a coquetear con los $21.

El último período en el que el BCRA había intervenido en la plaza mayorista se había registrado entre el 28 de julio y el 11 de agosto de 2017, cuando en siete ruedas inyectó más de USD 1.800 millones de reservas para frenar a la divisa debajo de los $18, en plena campaña electoral previa a las PASO del 13 de agosto.

El dólar se llegó a operar a $20,66 para la venta al público en bancos de la City porteña, pero sobre el cierre se ubicó en $20,52, dos centavos por debajo del cierre del viernes 2.

Desde el año pasado, en ocasión de la conferencia de prensa conjunta con Marcos Peña, el jefe de Gabinete enojado con los ecoonomistas «plateístas» y «liberalotes», y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; y Finanzas, Luis Caputo, el Banco Central está virtualmente intervenido por el «ala política» del Gobierno de Cambiemos.

Aquella conferencia de prensa en la que se anunció el inesperado cambio de la meta de inflación fue el certificado la despedida de la autonomía de la autoridad monetaria y su jefe, el liberal Sturzenegger. En pleno escenario de paritarias repleto de conflictos por las ofertas empresariales a la baja y con la inflación en ascenso y lejos de lo que vende Macri, es natural que el Gobierno busque que el dólar no se descontrole.

La divisa de EEUU se encareció 8,5% en el transcurso de 2018 y acumuló un ascenso de 16,6% en los últimos tres meses, desde los $17,60 del 6 de diciembre de 2017.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest