TRASLADARÁN A UN PABELLÓN COMÚN A LOS LÍDERES DE LA BANDA «LOS MONOS»

TRASLADARÁN A UN PABELLÓN COMÚN A LOS LÍDERES DE LA BANDA «LOS MONOS»

Así lo ordenó un juez de sentencia de la ciudad de Rosario· Ninguno de ellos podrá tener acceso a teléfonos celulares

Un juez de Sentencia de Rosario ordenó que los líderes de la narcobanda “Los Monos” dejen las celdas de aislamiento donde estaban detenidos y sean alojados en un pabellón común de la cárcel de Piñero, pero sin acceso a telefonía celular, informaron fuentes judiciales.

La medida beneficia a Ariel Máximo “Guille” Cantero (29); Ramón Ezequiel Machuca (34) alias “Monchi Cantero”, y Jorge Emanuel Chamorro (28), los cabecillas de la organización delictiva del sur de Rosario que irán a juicio por asociación ilícita y homicidio, entre otros delitos.

La resolución señala también que “se obtendrá la conformidad expresa de éstos a ser ingresados a un determinado pabellón”, por lo que se esperaba que fueran al número 7 de la cárcel de Piñero, cercana a Rosario, donde está preso Ariel Máximo Cantero padre, “El Viejo” (52).

El lunes último “Guille” Cantero fue procesado por la Justicia Federal de Rosario por un secuestro extorsivo, mientras que enfrenta otra causa en ese fuero por narcotráfico, ambos delitos organizados desde la cárcel.
El juez Julio Kesuani confirmó ayer una presentación de habeas corpus de los defensores de “Los Monos”, que había encontrado el visto favorable del juez de Cámara Carlos Carbone.

En su resolución Carbone había resuelto “hacer cesar el aislamiento de los detenidos, debiendo gozar de los mismos derechos de los internos de esa unidad penitenciaria y sin perjuicio que se encargue de la debida seguridad, poniendo celo en evitar la fuga de los acusados”.

Kesuani confirmó esa resolución y ordenó al Servicio Penitenciario de Santa Fe que aloje a Cantero, Machuca y Chamorro en un pabellón común.

A la vez, le ordena que garantice o arbitre “los medios a fin de que en dicho lugar éstos no tengan acceso a teléfonos celulares (y/o en caso de acceder a éstos que los mismos no funcionen a través de un mecanismo electrónico ?inhibidor de señal-)”.

Según una investigación federal, a través de un teléfono “Guille” Cantero organizó a fines de 2015 desde la cárcel el tráfico de 700 kilos de marihuana y 12 de cocaína, delito por el que está procesado.

En ese expediente corrió la misma suerte “Ema” Chamorro -que compartía celda con Cantero- y las mujeres de ambos, Vanesa Barrios y Yésica Lloan, quienes desde el exterior cerraban las operaciones acordadas intramuros.

El juez federal Carlos Vera Barros procesó esta semana a Cantero por haber ordenado un secuestro extorsivo desde el penal de Coronda y en cuya investigación surgió que, al darse cuenta de que habían capturado por error al hijo de un carnicero en lugar de un narco, se pidió “un par de kilos de asado” como rescate.

Uno de los abogados de la familia Cantero dijo a Télam que los más probable es que los cabecillas de “Los Monos” pidan “ir al pabellón siete, donde está el Viejo”, aunque la medida aún no se había instrumentado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest