A pesar de los cambios, el Gobierno estima que el escrutinio no mejorará

A pesar de los cambios, el Gobierno estima que el escrutinio no mejorará

Habrá más centros de transferencia de datos, se modificarán las rutas de los camiones, se instalarán pantallas en el Correo y se capacitará mejor a las autoridades de mesa. Pero, para que haya un cambio, plantearon, es necesario modificar el sistema de votación.

A quince días de las elecciones, la Dirección Nacional Electoral, el Ministerio del Interior y la empresa española Indra, realizaron un simulacro del escrutinio y, si bien se sumaron algunas modificaciones tendientes a acelerar la carga de datos, se planteó que no habrá grandes diferencias respecto a las PASO del 13 de agosto.

El simulacro se realizó en la sede central del Correo Argentino y según explicó Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, «se realizaron cambios para tratar de mejorar los tiempos del escrutinio con respecto a las PASO. Pero son modificaciones pequeñas que nos permite el sistema de boletas de papel, que es engorroso y lento y que por eso propusimos cambiar por el de Boleta Única Electrónica«.

Pérez detalló, mediante cuadros explicativos, que el recuento de las PASO no fue más lento que el de otras elecciones. En esta línea, señaló que el recuento provisorio del 13 de agosto fue más rápido que los de 2013 y 2015. También, que los telegramas no cargados rondaron el 4%, promedio histórico que se repite en cada comicio, detalló La Nación, que participó del simulacro.

Los cambios que se aplicarán el 22 de octubre se concentran en la ampliación de la cantidad de centros de transferencia de datos. En agosto hubo 397 habilitados, 80 de los cuales estuvieron en el conurbano, y en octubre habrá 18 más, 14 de ellos instalados directamente en las escuelas.

Además, se modificaron las rutas de los camiones que que trasladan los telegramas de las escuelas del conurbano para que tengan menos centros de votación a su cargo. Y se los habilitará a seguir su recorrido sin tener que esperar hasta el último telegrama de cada escuela, para agilizar las rondas.

También habrá más empleados dedicados al escaneo de los telegramas, con turnos de 1200 personas en cada centro de transmisión, para evitar errores. Además, esperan que la menor cantidad de Partidos que competirán en octubre, producto del filtro de las PASO, ayude a agilizar la carga de datos.

Por otro lado, se instalaron pantallas en las sedes del Correo para que los fiscales informáticos de los partidos políticos puedan identificar cuántos telegramas ya fueron ingresados al sistema, pero no publicados y los motivos de esa demora.

Pero la modificación central, explicó Pérez, está vinculada a una mayor capacitación de las autoridades de mesa porque de las 37.207 urnas bonaerenses, en las PASO hubo 1032 telegramas que no se cargaron porque no estaban firmados o les faltaba una hoja, porque no tenían ningún dato o no estaban en el sobre o porque los presidentes de mesa los habían metido adentro de las urnas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest