ACEPTAN COMO QUERELLANTE AL GENDARME HERIDO EN EL CORTE DE LA RUTA 40

ACEPTAN COMO QUERELLANTE AL GENDARME HERIDO EN EL CORTE DE LA RUTA 40

Abogados del subalferez Emanuel Echazu denunciaron por lesiones agraves a los manifestantes de la protesta del 1° de agosto

La Justicia Federal en Esquel aceptó hoy viernes el recurso presentado por el abogado de Gendarmería Nacional, Gustavo Dalzone, en representación del subalferez Emanuel Echazu, mediante el cual el efectivo se querella contra el grupo de manifestantes que cortaron la ruta 40 el 31 de julio y el 1 de agosto pasado. En el segundo día de los bloqueos, Echazu recibió un piedrazo que le provocó doble fractura en el pómulo. Por esto debió dejar de trabajar y se encuentra transitando un largo proceso de recuperación, informan sus defensores.

El viernes pasado Dalzone realizó su presentación ante la Justicia Federal y hoy fue aceptada. De acuerdo la defensa, el agente recibió lesiones graves en el marco de un operativo de despeje de la ruta nacional 40 por las que ahora pide un castigo para sus agresores. La mayoría de los piqueteros y posibles autores de los piedrazos que atacaron a los gendarmes en ambas jornadas están en condiciones de ser indentificados o muy cerca de serlo. Uno de ellos es Matías Santana, testigo en la causa por la desaparición de Santiago Maldonado, quien ha reconocido implícitamente, a través de sus relatos, haberse encontrado en el área. El otro es el propio Maldonado. Al joven la familia lo señaló en videos del 31 de julio por su ropa y los movimientos corporales aunque no logra observarse su rostro cubierto probablemente por un pañuelo.

La presentación se hizo ante el juez federal Guido Otranto. El magistrado conserva esta causa en la que se investiga a los que cortaron la ruta 40. Otranto fue desplazado de las otras dos -hábeas corpus y desaparición forzada- por la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. “Este delito se agrega a los ya cometidos por el corte de la ruta”, detalla Dalzone.

Como parte de la querella también se le solicitó al nuevo juez de la causa Maldonado Gustavo Lleral, medios de prueba como las declaraciones de Echazu, el comandante segundo de Esquel Juan Pablo Escola, y el cabo primero Diego Ramos. Todas fueron hechas en el marco del Habeas Corpus.

La consecuencia a futuro de la querella iniciada por Echazu es que podrían terminar siendo condenados aquellos que resulten identificados por la investigación de la Justicia Federal. “Aspiramos a una condena penal. El subalférez Echazu ha sido víctima de un delito. Sería un hecho significativo”, argumenta el abogado.

Los análisis médicos indican que Echazu recibió un impacto, el 1 de agosto, que le generó lesiones en el costado derecho del rostro. “Fractura del arco medial del arco cigomático derecho, con leve desplazamiento de las partes óseas. Fractura distal de la silla turca a nivel orbitario externo, con fragmento libre. Burbuja aérica en ojo derecho (entre párpado y globo ocular). Cráneo sin lesiones evidentes de origen traumático. No se evidencian hematomas ni focos edemáticos del tejido cerebral. Línea media sin desviaciones patológicas”, indica el informe de una clínica de imágenes de Esquel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest