Agustín Rossi: “Nuestros militares se subordinan al poder civil”

El diputado nacional que suena como posible ministro de Defensa, cargo que ya ocupó, analiza el rol de las Fuerzas Armadas en la región. Y anuncia un proyecto para aumentar equipamiento a las FF.AA.

La oficina del presidente del bloque FpV-PJ en Diputados tiene la dimensión de una sala de conferencias. En ese ámbito espacioso del tercer piso del Palacio Legislativo, que contiene una gran mesa ovalada y un banner con el logo y las siglas del espacio político del kirchnerismo, ocurrieron hechos políticos importantes para la oposición parlamentaria al gobierno de Mauricio Macri: conferencias de prensa, denuncias colectivas, recepción por parte de los legisladores de las víctimas de los planes de ajuste. El ocupante habitual de ese despacho, el santafesino Agustín Rossi, recibe a Tiempo en una mañana bastante tranquila para los pasillos del Congreso. En la entrevista sobrevuela cierta sensación de despedida. Es más que probable que a partir del 10 de diciembre Rossi sea ministro de Defensa. Un cargo que ya conoce.

El regreso de Rossi a la función que desempeñó en el último tramo del gobierno de CFK está vinculado con el enrarecimiento del clima en América Latina. Tras el golpe en Bolivia, con un indisimulable retorno del protagonismo político de las Fuerzas Armadas en Perú y Brasil, la conducción civil de las FF AA argentinas y su subordinación a la institucionalidad democrática son un bien –una política de Estado del pacto transversal post 1983– que el Frente de Todos quiere reafirmar. Pero también hay riesgos vinculados a los recursos naturales abundantes en Sudamérica: agua potable, hidrocarburos y el –tema no menor para Bolivia y el norte argentino– litio.

Sobre todo esto responde Rossi, quien llama a conservar la templanza al tiempo que descarta cualquier tipo de ingenuidad frente a las amenazas que se ciernen sobre la región. Peligros que acaso se puedan resumir en la felicitación de Donald Trump a las FF AA y de seguridad de Bolivia por hacer su parte para derrocar al presidente Evo Morales y “contribuir a la democracia”.

–Juan Gabriel Tokatlian aseguró en una columna reciente que volvió el tema militar a América Latina.

–Comparto parte del análisis de Juan Gabriel. Las fuerzas armadas en distintos países de América Latina están apareciendo con un mayor nivel de protagonismo de lo que estábamos habituados. Hay un punto de inflexión en ese sentido, que es (Jair) Bolsonaro. Tiene de vicepresidente a un militar.

–Hamilton Mourao.

–Y tiene una cantidad de ministerios, y de empresas, y de espacios del Estado otorgados a las FF AA. Por otro lado, el conflicto entre el presidente del Perú y el Congreso lo terminan definiendo las Fuerzas Armadas cerrando el Congreso y apoyando al presidente. En Bolivia, la aparición del jefe del Estado Mayor Conjunto (Williams Kaliman, luego pasado a retiro) pidiendo la renuncia de Evo Morales es la estocada final. Y es lo que configura sin lugar a dudas un golpe. Lo gravoso de Bolivia es que por primera vez en 30 o 40 años se franquea esa barrera infranqueable (la intervención directa de las Fuerzas Armadas desoyendo a su comandante en jefe o solicitando su renuncia). Lo que sucedió en Bolivia es un golpe de Estado tradicional. Lo único que faltó fue que el jefe del Estado Mayor se pusiera la banda presidencial. Hay que estudiar historia latinoamericana para ver analogías. El golpe contra (Arturo) Frondizi aquí en la Argentina fue igual. Y más acá en el tiempo, en Uruguay, pasó lo mismo en el golpe con (Juan María) Bordaberry. Por mi experiencia en los años que fui ministro de Defensa, en la Argentina teníamos FF AA que estaban subordinadas a la política de Defensa mientras que en la región había otras que tenían niveles de autonomía. Y, bueno, ese nivel de autonomía te puede generar una tensión cuando el viento viene a favor, pero cuando hay problemas se complica. Porque vos conviviste con un nivel de autonomía que después termina generando otra cosa. Lo otro que digo es (Donald) Trump. Hay que decir claramente que no sólo no condena el golpe sino que felicita a los militares.

–El comunicado de la Casa Blanca dice que eso “preservó la democracia”.

–Es cierto. Cuando yo estaba en Defensa seguía vigente la Unasur. Y teníamos el Consejo de Defensa Sudamericano, que era la reunión de todos los ministros de Defensa de América del Sur. Estábamos todos ahí. (Juan Carlos) Pinzón era el ministro colombiano de (Juan Manuel) Santos. Un tipo de mirada de derecha. Pero participábamos todos en un ámbito y tratábamos de avanzar en un mismo sentido. Al eliminar la Unasur se termina ese Consejo. Y se terminó privilegiando la JID, Junta Interamericana de Defensa. Son los jefes de las Fuerzas Armadas de todo el continente más el jefe del Comando Sur. Sin participación de los gobiernos. Esas son las cosas para rever.

–Las FF AA argentinas, en el marco regional, respetan la subordinación a la autoridad civil. Pero, al mismo tiempo, las de los otros países se reequipan y crecen mientras que en la Argentina el presupuesto de Defensa es bajo. Se lo pregunto por las amenazas hacia los recursos naturales.

–Está claro que hay que aumentar el financiamiento y el equipamiento. Nosotros, en 2013, hicimos una enorme inversión en equipamiento, que se fue desarrollando en 2014 y 2015. Y lo que yo estoy planteando ahora –hemos presentado un proyecto esta semana– es crear un Fondo Específico para el Equipamiento. En estos términos: el 0,35% de los ingresos corrientes del Estado nacional destinado para el equipamiento de Defensa el primer año; 0,50% el segundo; 0,65% el tercero y el 0,80% en el año 2023.

–Este año, con Cambiemos, ¿qué porcentaje tiene el equipamiento militar?

–Menos del 0,1%. Bajísimo. Por eso me parece que ese proyecto es importante.

–Se lo pregunto directamente: se rumorea que usted puede ir a Defensa.

–Yo he charlado, (Alberto) me ha convocado en algunas oportunidades. Nos reunimos para que yo le informe, para que le diera mi mirada sobre lo que estaba sucediendo en Defensa y en América Latina. Es lógico. Fui el último ministro de Defensa de Cristina. Si voy a ser o no es algo no confirmado. Yo soy parte de un proyecto colectivo y si el presidente decide que tengo que ir a Defensa, iré.

¿Máximo, jefe de bloque?

El más que probable regreso de Agustín Rossi a Defensa deja abierto el interrogante sobre quién será su sucesor. El actual jefe de bloque del FpV-PJ cree que el Frente de Todos debe reorganizarse, ya como oficialismo, bajo la modalidad de “bloque único”, más que un interbloque. Y que para encabezarlo debe ser nombrado “alguien que venga del kirchnerismo”. “Si hay un acuerdo para que Sergio Massa sea el presidente de Diputados, entonces el jefe del bloque debe ser alguien  que venga del FpV”, plantea Rossi. Entre los nombres que se barajan parece ganar peso el de Máximo Kirchner, reelecto como diputado por la provincia de Buenos Aires. “Debe prevalecer el equilibrio político. Buscar una arquitectura del bloque oficialista en Diputados que represente fielmente lo que es la coalición”, propone Rossi.

Fuente: Tiempo Argentino

 


Organizaciones sindicales y políticas colmaron la Plaza de Mayo contra el Golpe en Bolivia

Un centenar de miles de manifestantes convocados por el Comite de Solidaridad con Bolivia se pronunciaron contra el “golpe fascista” y reclamaron un repudio explícito del gobierno de Macri.

Decenas de miles de personas, posiblemente más de un centenar de miles, se hicieron presentes en la Plaza de Mayo a partir de la convocatoria que emanó del Comité de Solidaridad con Bolivia promovido por la CTA de los Trabajadores conducida por Hugo Yasky.

El Comité, conformado el miércoles 13 de noviembre, contó con la participación de organizaciones sindicales pertenecientes a ambas CTA, los gremios que integran el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FreSiMoNa) y la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) así como las organizaciones sociales que integran el triunvirato piquetero de San Cayetano, organizaciones estudiantiles y de derechos humanos.

Luego, a la propia movilización, se sumó el Encuentro Memoria Verdad y Justicia que integran organizaciones de derechos humanos y los partidos de izquierda así como organizaciones sociales como el Polo Obrero cuya columna destacó por la masividad pero especialmente por el colorido de sus wiphalas y banderas bolivianas así como por la presencia masiva de trabajadores de la comunidad de ese país.

Lo mismo se notó especialmente en otras columnas de organizaciones sociales como La Poderosa, el MTL y el MTR, entre otras. Es que la marcha sirvió no sólo para poner de relieve la conmoción que ha generado entre el pueblo argentino el Golpe de Estado en Bolivia sino también como un canal para que los mismos bolivianos residentes en la Argentina pudieran manifestar su repudio y aportar a la lucha para derrotar el golpe de Estado en su propio país.

La movilización arrancó a las 14 horas de la 9 de julio y avanzó por avenida de mayo hasta colmar la plaza. No todas las columnas pudieron ingresar por la masividad de la convocatoria. Luego de la performance de algunos grupos de la comunidad se exhibió un breve video en el que el mismo Evo Morales envío un saludo a los manifestantes en el país y expresó “su admiración por el pueblo argentino que defiende la democracia y especialmente la Patria Grande”.

En seguida se dio lectura al documento consensuado entre las organizaciones que integran el Comité de Solidaridad con Bolivia que se pronunció “contra el golpe fascista en Bolivia y por la democracia, la igualdad y la paz en América Latina”.

Según las organizaciones firmantes “el domingo 10 de noviembre se consumó un golpe cívico-militar en el Estado Plurinacional de Bolivia, luego de que la comandancia de las Fuerzas Armadas, “sugiriera” al presidente Evo Morales que renunciara a su mandato constitucional.”

Para ellos “su renuncia sólo puede ser entendida como una ruptura del orden constitucional, un golpe de Estado”. Asimismo denunciaron que “la consumación del golpe se perpetró con la actuación de bandas civiles, parapoliciales y policiales, que se comportaron con la lógica de “territorio liberado” y amedrentaron a la población en general”.

El documento asegura que “la brutalidad fascista del golpe repuso, de modo explícito, el racismo y el colonialismo al quemar la whipala, el símbolo milenario de los pueblos originarios de Abya Yala y de la visibilización de las y los sujetos indígenas en la constitución del Estado Plurinacional de Bolivia. A esto se le suma la imposición violenta de la Biblia en el palacio de gobierno”

Del mismo modo destacaron que “la imposibilidad de constitución de la Asamblea Legislativa, dada la represión y persecución a los y las parlamentarias del MAS, les garantizó a los golpistas la autoproclamación de la senadora opositora, Jeanine Añez”

El documento ubicada la asonada en Bolivia como parte de “la serie golpista iniciada en Honduras, los intentos infructuosos de desestabilización en Venezuela, el golpe palaciego en el Paraguay de Lugo, el golpe contra Dilma Roussef en Brasil, a los que se agregan los estados de excepción en Ecuador y Chile” que, según denuncian en el documento todo ese proceso es “asistido y monitoreado por el imperialismo que tiene entre sus objetivos la completa apropiación de los recursos naturales como el litio”.

Por último denuncian que “el gobierno argentino, así como otros gobiernos antipopulares de la región, se han negado a calificar la situación boliviana como golpe de Estado”. Al mismo tiempo destacaron que “la OEA, a su turno, jugó un rol fundamental en la desestabilización política y mostró a su secretario general, Luis Almagro, como un verdadero lacayo de los intereses norteamericanos”.

Por último, el autodenominado “Comité de Solidaridad con Bolivia, contra el golpe, el fascismo y el racismo, y por la democracia, la igualdad y la paz en nuestro continente” exige que “cesen las detenciones arbitrarias, se proceda a la libertad inmediata de las personas detenidas, se garantice el pleno funcionamiento de Bolivia TV, Radio Patria Nueva y otros medios contrarios al golpe, así como se garantice la integridad física de las y los periodistas” y que “el gobierno de Mauricio Macri y los demás gobiernos de la región condenen el golpe; se desconozca cualquier autoridad ilegítima surgida por fuera del orden constitucional del  Estado Plurinacional de Bolivia”. Al mismo tiempo se pronunciaron en favor de que “la resistencia de las organizaciones sindicales, campesinas, de mujeres, vecinales, indígenas logre con su lucha reponer la democracia en Bolivia y echar a los golpistas”.

Luego del documento y a pesar del diluvio que cayó en la ciudad se desarrolló un festival del que participaron artistas de renombre como Teresa Parodi.


Antes de dejar la Presidencia, Mauricio Macri quiere ascender militares carapintadas

Con la firma del Presidente y del ministro de Defensa, Oscar Aguad, entró un mensaje al Senado para promover a cinco militares que se alzaron contra Alfonsín.

En un contexto dramático para la región, signado por el golpe de Estado en Bolivia, Mauricio Macri busca ascender a militares carapintadas, que hicieron el levantamiento armado contra el expresidente Raúl Alfonsín.

Con la firma de Macri y el ministro de Defensa, Oscar Aguad, el Ejecutivo envió un mensaje al Senado el 1 de noviembre para recabar “el acuerdo necesario para promover al grado inmediato superior, en las fechas que para cada caso se especifica, a los Oficiales del Cuerpo de Comando – Armas del Ejército Argentino” detallados en el documento que ingresó por mesa de entrada el 4 de este mes.

Si bien cuando se enviaron los ascensos aún no se había concretado la interrupción del orden democrático en Bolivia, Evo Morales ya había denunciado que estaba en marcha el proceso. Según se pudo saber , el mensaje del Ejecutivo aún no fue girado a la Comisión de Acuerdos per lo hará en los próximos días.

Una vez que llegue a la Comisión, deberán dictaminar sobre los ascensos propuestos. La misma tiene un total de 17 integrantes y la propuesta del oficialismo podría tener entre seis y siete votos, por lo que el éxito de la iniciativa podría verse trunco. En caso de lograr acuerdos y conseguir los votos necesarios, llegaría al recinto para aprobarse o rechazarse.


La OEA evitó hablar de Golpe de Estado en Bolivia

La organización que había solicitado nuevas elecciones en Bolivia no se refirió al golpe y avaló la destitución de Evo Morales

Luego del golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia, la Organización de los Estados Americanos (OEA) presentó un comunicado en el que rechaza “cualquier salida inconstitucional a la situación” pero evitó mencionar que lo ocurrido en el país es un golpe.

Sin definiciones contundentes sobre la crítica situación que atraviesa Bolivia desde la tarde noche del domingo, la Secretaría General de la OEA publicó un sucinto documento en el que llamó “a la pacificación y al respeto al Estado de Derecho”, aunque luego no hizo mención al golpe de Estado ni a la restitución de Evo en su cargo.

Vale destacar que la OEA emitió días atrás un análisis preliminar de las elecciones bolivianas en el que no mencionó la palabra fraude y recomendó que se rehagan los comicios.

El pasado domingo, Morales siguió ese pedido, sin embargo, la oposición liderada por dirigente de derecha Carlos Mesa y el extremista religioso Luis Fernando Camacho no avaló la decisión y influyó para lograr la destitución del presidente legítimo.


Grabois comparó a Evo Morales con Perón y anunció una protesta para este lunes

“Como Perón en 1955, Evo Morales eligió el tiempo y no la sangre. Un golpe de Estado se ha consumado”, sostuvo Grabois desde su cuenta de Twitter.

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Juan Grabois comparó este lunes al renunciante presidente de Bolivia Evo Morales con Juan Domingo Perón y anunció una movilización para mañana en el Obelisco en repudio al “golpe de Estado” en ese país.

El dirigente social señaló que “los pueblos de la Patria Grande debemos movilizarnos contra este nuevo Plan Cóndor que sobrevuela América Latina”. Y para cerrar su mensaje, Grabois convocó para mañana a las 13 a una protesta en el Obelisco “contra el golpe de Estado y en solidaridad con el pueblo boliviano”.


El Grupo de Puebla repudió el “golpe de Estado” y denunció “violencia y humillaciones”

“Una vez más, la Constitución y el Estado de derecho de Bolivia fueron violados interrumpiendo un mandato constitucional”, dijo el grupo integrado por dirigentes y mandatarios de países de América Latina que deliberó ayer y este domingo en esta capital.

El Grupo de Puebla repudió este domingo lo que consideró el “golpe de Estado” en Bolivia que forzó la renuncia del presidente Evo Morales, responsabilizando a “la oposición que optó por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática”, y expresó su “solidaridad con el pueblo boliviano” y con el mandatario dimitente.

“Los graves hechos ocurridos en los últimos días se intensificaron en Bolivia. Fuerzas de la oposición desencadenaron movilizaciones políticas acompañadas de actos de violencia, humillación de autoridades democráticamente elegidas, invasión, saqueo y quema de casas, secuestro y amenazas de familiares para llevar a cabo un golpe de estado y forzar la renuncia del presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera, legal y democráticamente elegidos”, añadió en un comunicado.

La organización había emitido un documento con sus conclusiones poco antes de conocerse la renuncia de Morales y, previamente, otro de apoyo a Morales, por lo que debió efectuar un nuevo debido a la novedad de la dimisión.

Explicó el Grupo que “todas las iniciativas de diálogo y negociación ofrecidas por el Gobierno del presidente Evo Morales fueron rechazadas. Las recomendaciones de la OEA de una nueva contienda electoral fueron aceptadas por el Presidente Morales, dirigidas al Parlamento boliviano, incluso con la recomendación de una renovación completa de los órganos electorales y la posibilidad de contar con nuevas candidaturas”.

“Pero la oposición optó por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática, abriendo un grave antecedente de un nuevo golpe de estado en la larga historia de interrupciones democráticas en el país”. Particularmente grave fueron los comportamientos ilegales e irresponsables de las fuerzas policiales y, finalmente, de las propias fuerzas armadas que acompañaron al golpe”, alertó.

En este contexto, el Grupo de Puebla expresó “su solidaridad con el pueblo boliviano, su presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera y con todos los funcionarios que impulsaron políticas públicas de inclusión social, reducción de la pobreza y la desigualdad y de participación ciudadana”.

Y al mismo tiempo exigió “el respeto a la integridad física de todos y cada uno de los miembros del Gobierno, autoridades locales, militantes, líderes sociales y sus familiares. Es inaceptable la violencia a la que ya muchos fueron sometidos”.

“Nos solidarizamos con el pueblo hermano de Bolivia en estas horas de sufrimiento y reclamamos la continuidad del proceso electoral transparente y sin restricciones”, dijeron los dirigentes, y agregaron que “exigimos a los Órganos Internacionales de Derechos Humanos garantizar el esclarecimiento de los actos de violencia cometidos, el juicio y castigo a los responsables, y el restablecimiento del orden, la paz, la convivencia social y la democracia en Bolivia”.

El documento fue firmado por Celso Amorim, Karol Cariola, Julián Domínguez, Marco Enríquez-Ominami, Camilo Lagos, Clara López, Esperanza Martínez, Alejandro Navarro, Aloizio Mercadante, Carlos Ominami, Gabriela Rivadeneira, Carlos Sotelo, Jorge Taiana y Carlos Tomada.


La Justicia investigará el uso del fondo de los jubilados para financiar a Mauricio Macri

La jueza Karina Candis analiza la inconstitucionalidad del DNU que obliga al FGS a girarle dinero al Gobierno para llegar a diciembre.

La Justicia investigará por el uso arbitrario del Fondo de Garantía de Sustentabilidad a través de un DNU. Para llegar hasta diciembre en medio de la profunda crisis que generó con sus políticas, Cambiemos ahora endeuda por cientos de millones al Estado y de forma presuntamente inconstitucional.

El juzgado federal 1 de la Seguridad Social aceptó hoy el amparo interpuesto por el abogado Christian D’Alessandro, con lo que analizará la inaplicabilidad e inconstitucionalidad de las resoluciones conjuntas 69 y 72 de 2019 de la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Hacienda, pudo saber este medio. Esta normativa que definieron desde la dependencia del ministro Hernán Lacunza obliga a todos los organismos descentralizados a que le giren sus sobrantes de liquidez al Tesoro Nacional a cambio de Letras, las mismas que el Gobierno “reperfiló”.

Desde que salió el decreto, el Ejecutivo metió mano tres veces en los activos que custodia ANSES, los que canjeó por bonos que engrosan la deuda interna y por los que también deberá responder Alberto Fernández, debido a los plazos que decidieron los funcionarios de Mauricio Macri.


El peronismo le responde al paper de Marcos Peña con datos duros sobre la crisis

Después de que Marcos Peña lanzara un documento donde explica los “logros” del macrismo, el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica le respondió con datos que los dejan muy mal parados.

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica difundió indicadores clave a la que comparan cómo dejó el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y cómo se encuentra ahora después de cuatro años de gestión de Mauricio Macri.

Entre 2016 y 2019:

* Cerraron 19.131 empresas.

* Se fugaron 84.100 millones de dólares.

* Se pagaron 36.381 millones de dólares en concepto de intereses de deuda.

* La inflación acumulada llega al 285%.

* La producción industrial cayó 12,8%.

* Más de 2,6 millones de personas cayeron en la pobreza.

* La inversión en equipos durables de producción cayó un 19,8%.

* La deuda externa creció 98.000 millones de dólares..

* La jubilación mínima, medida en dólares, cayó un 56%.

* El Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses perdió 45 mil millones de dólares.

* El consumo de leche por habitante cayó un 19%.

* La deuda en pesos (entre títulos y notas, Letes y Leliqs) creció 1,4 billones de pesos, es decir más de un millón de millones de pesos (1.400.000.000.000 pesos).


Cuatro perpetuas a militares que asesinaron una pareja y secuestraron a sus hijos en la dictadura

La Justicia de La Plata aplicó penas máximas a militares del Batallón de Comunicaciones 601 por el brutal asalto a una casa donde vivía una pareja de militantes montoneros con tres niños. La hija mayor, de 12 años, fue secuestrada y pasó por El Vesubio y el Sheraton. Un militar procesado por enriquecimiento ilícito junto a Milani, fue absuelto.

La justicia Federal condenó a prisión perpetua a cuatro de los cinco militares del Batallón de Comunicaciones 601 de City Bell, La Plata, acusados por el asesinato de una pareja de militantes y el secuestro y tortura de la hija mayor, una nena de 12 años, que fue ingresada al circuito de centros clandestinos de detención de la dictadura cívico militar y pasó por El Vesubio, Sheraton y el Regimiento de La Tablada. El militar sobreseído, Enrique Barreiro, está procesado junto al ex jefe del Ejército, César Milani, en una causa por enriquecimiento ilícito.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de La Plata condenó a prisión perpetua al entonces segundo jefe del Batallón de City Bell Carlos Alberto Bazán, el ex oficial de Inteligencia de esa misma unidad, Francisco Ángel Fleba, el ex oficial de Operaciones Eduardo Arturo Laciar y el ex jefe de la Compañía B, Daniel Eduardo Lucero. El quinto acusado, el ex subteniente de la Compañía B; Eduardo Enrique Barreiro, fue absuelto por el beneficio de la duda.

Los cuatro fueron considerados coautores de los homicidios agravados de los militantes de Montonreos María Nicasia Rodríguez, de 34 años, y Arturo Alejandrino Jaimez, de 22, asesinados con múltiples disparos de armas de fuego en el marco de un operativo que la dictadura realizó el 6 de septiembre de 1977. También los condenaron por las privaciones ilegítimas de la libertad y los tormentos que sufrió Marcela Quiroga, la hija mayor de Rodríguez, quien sobrevivió al ataque.

En el veredicto, los jueces Alejandro Esmoris, Nelson Jarazo y Germán Castelli, consideraron los delitos como crímenes de lesa humanidad, por lo tanto imprescriptibles, pero exculparon a los militares de los delitos de sustracción, retención y ocultamiento de dos menores: el hermano de diez años y la hermana de 18 meses de la nena secuestrada, que permanecieron desaparecidos más de una semana. Los argumentos de esa decisión habrá que buscarlos entre los fundamentos del veredicto que los magistrados tendrán disponibles para el 6 de febrero próximo.

Los hechos ocurrieron el 6 de septiembre cuando los militares del Batallón de Comunicaciones 601 atacaron la casa prefabricada del barrio de Villa España, en Berazategui, donde vivían la pareja y los niños. Durante el ataque los mayores resistieron y los menores se refugiaron en el baño, la única habitación de paredes sólidas. El tiroteo fue feroz: del operativo participaron entre 900 y mil soldados, conscriptos y oficiales de las Compañías A, B, de Comando y de Servicio.

Pero los niños sobrevivieron. La nena de 12 años fue secuestrada y enviada a los centros clandestinos de detención donde sufrió abusos sexuales, fue torturada y obligada a señalar en la calle a compañeros de militancia de su madre. Su hermano de diez años y su hermana de un año y medio de edad estuvieron desaparecidos durante ocho días. En ese lapso, pasaron por diferentes dependencias policiales hasta que fueron entregados a sus familiares, tras una incesante búsqueda por parte de su padre. Este lunes, los jueces no sancionaron a los militares por esa desaparición de más de una semana.

“Estoy conforme. Nosotros hicimos lo que teníamos que hacer”, dijo Marcela Quiroga este lunes, al finalizar el debate. “Fue un camino difícil pero estamos conformes, hicimos justicia para nuestra familia”, completó antes de hundirse en un abrazo con su hermana Marina, que también presenció entre el público la lectura de las condenas.

El sabor amargo fue por la falta de condena por las el secuestro de sus hermanos. Y por la absolución de Barreiro.

El ex subteniente fue absuelto por el principio del beneficio de la duda previsto en el artículo 3 del Código Procesal Penal de la Nación (“In dubio pro reo”). El militar fue procesado con un embardo de dos millones de pesos por el juez federal Daniel Rafecas junto al ex jefe del Ejército César Milani por enriquecimiento ilícito en una causa por la compra de una casa de La Horqueta.

Los fiscales federales Hernán Schapiro y Juan Martín Nogueira habían solicitado para Barreiro la misma carga que para los otros cuatro imputados: la máxima pena prevista por el código penal. Como a su colega en La Rioja, la justicia platense lo benefició en la causa por crímenes de lesa humanidad.


Papel Prensa sigue ahogando a los medios con más aumentos

Como en la semana posterior a las PASO, la empresa Papel Prensa volvió a aumentar el valor del papel de diario una vez concretadas las elecciones presidenciales del domingo pasado.

Desde principio de agosto, el oligopolio controlado por Clarín y La Nación realizó tres incrementos en el insumo básico para el sector gráfico asestando un silencioso pero sistemático golpe para los medios más pequeños. Es también un modo de atentar contra la libertad de expresión.
Esta vez, se trata de aumento de 3,2 por ciento en el valor de la tonelada del papel para diario y en lo que va del año acumula un alza de casi el 60 por ciento. Desde 2018,el incremento llega al 160 por ciento, un registro imposible de trasladar a precios.
Sucede en un escenario aún más favorable de la empresa que, a fines de 2018, se benefició por la desregulación de la venta y la producción de papel prensa dispuesta por el gobierno.

Desarrollado por: Carvajal Maxi