Cerraron 200 panaderías en cinco meses

El consumo se derrumbó 30% en el 2019. Los comercios se pasan a la informalidad por altos costos.

Sin apoyo del Gobierno para enfrentar la crisis económica, entre enero y mayo de este año ya cerraron alrededor de 200 panaderías en la Argentina, a lo que se suma un derrumbe del consumo del 30% en 2019 y un avance de los comercios clandestinos.

Fuentes de la Federación Argentina de Industrias de Pan (Faipa), que decretó la “emergencia nacional” luego de que 1.000 comercios bajaran sus persianas en el 2018, señalaron a BAE Negocios que “siguiendo la tendencia, alrededor de doscientas panaderías cerraron en los primeros cinco meses”. Desde la entidad dejaron en claro que la comercialización no cayó ostensiblemente porque “se da el fenómeno de que panadería que cierra, sigue trabajando a persiana baja con lo que la informalidad es un nuevo enemigo”.

Las autoridades de Faipa critican al Gobierno por no permitir la reducción de cargas patronales.