Cierre de fábricas: la textil Rolmen dejó en la calle a 50 trabajadores

Cierre de fábricas: la textil Rolmen dejó en la calle a 50 trabajadores

La empresa textil Rolmen, principal proveedora de la marca Key Biscayne, dejó sin trabajo a 50 personas a las que se les deben sueldos y aportes.

En junio pasado la empresa textil Rolmen, perteneciente a la familia del conocido luchador Martín Karadagian, dejó en la calle a 50 trabajadores adeudándoles suelos y aportes previsionales de 6 años. En la textil trabajaban 80 personas, hoy quedan 31, algunas ejercen la retención activa de tareas, pero ninguna cobra hace meses.

Rolmen, ubicada en Alfredo Bufano 2153, en el barrio de Villa General Mitre, abrió en la década del 50 de la mano de Lázaro Karadagian, para confeccionar prendas de alta costura, hoy la empresa está a cargo de su hija Claudia, a quien los trabajadores responsabilizan por el mal manejo de la textil y los despidos.

Nueva Ciudad se reunió con parte del personal de la textil y contaron que “varios firmamos el seclo (una mediación) pero Rolmen no lo cumplió, no se presentan a las audiencias. Nos deben aportes de 6 años. No le pagaron a nadie. No tenemos un peso”, se lamenta Alejandra, que trabajaba como contadora.

A los trabajadores los representan tres gremios diferentes: SOIVA, SETIA y Cortadores, pero ninguno de ellos se hizo cargo de la situación, “los únicos que nos ayudaron fueron la gente de la CTA”, explica Alejandra. “Pedimos apoyo a Industriall Global Union, una organización mundial, ya que no sabemos a quién más recurrir”, continúa la contadora.

El 10 de septiembre los trabajadores de Rolmen se manifestaron frente a las puertas de Quid Pro, una de las tiendas de ropa donde se comercializan las prendas que ellos mismos confeccionan, ubicada en Avellaneda 3699, en el barrio de Floresta, que es propiedad de Claudia Karadagian.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest