El Gobierno apela a paritarias y obras sociales para presionar a la CGT y sacar la reforma

El Gobierno apela a paritarias y obras sociales para presionar a la CGT y sacar la reforma

Pichetto advirtió que no quiere tratarla en febrero como pide el Ejecutivo. Los gremios no quieren techo.

El Gobierno nacional apuesta a las paritarias y a la presión por las obras sociales para tener a raya a los gremios y poder sacar la reforma laboral en febrero.

En el Ejecutivo aseguran que los gremios se arriesgan a un duro vuelto del Gobierno en las negociaciones salariales si dan marcha atrás con el consenso al que Jorge Tiraca llegó con parte de la CGT a mitad de noviembre.

En la Rosada esgrimen además la siempre latente amenaza de la reforma de las obras sociales, la caja principal de los sindicatos. El propio Mauricio Macri advirtió, pocos días después de ganar las elecciones de octubre, que había un exceso de obras sociales.

Como la mayoría de los cambios más importantes son remitidos precisamente a la negociación colectiva, en el Gobierno aseguran que «sería la primera vez en la historia que un sindicato que le dan posibilidad de negociar se niegue».

En el mismo sentido, los gremios buscarán utilizar la reforma laboral para obtener mejores porcentajes en las paritarias. «No va a haber techo en las paritarias», advirtió este fin de semana Luis Barrionuevo. «Hace 15 días estaban llamando individualmente a algunos gremios a los que se le va a vencer la paritaria y hablaban de un 9, o un 10%», pero, agregó, «ahora nos encontramos con esa conferencia de prensa; no entendimos nada».

La ley laboral fue congelada por el jefe de bloque de los senadores peronistas, Miguel Pichetto, molesto por las críticas públicas de las delegaciones provinciales de la CGT y en especial de Pablo Moyano, que habló de la «Banelco».

En el Gobierno estudian dividir el proyecto, dejando para otro momento los capítulos vinculados a la ley de contratos de trabajo y aprobar el blanqueo laboral, un instrumento fundamental para reducir el déficit de Anses.

Pero Pichetto aseguró este domingo a La Nación que no quiere que la reforma laboral se trate en febrero como quiere el Gobierno.

«Para febrero no creo que constituyamos la Comisión de Trabajo, no tengo ningún interés en hacerlo», advirtió Pichetto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest