En la industria el empleo sigue sin reaccionar

En la industria el empleo sigue sin reaccionar

Al efecto de la apertura comercial se le suma el impacto por los aumentos de tarifas y la caída de la demanda interna. La construcción, en cambio, continúa recuperándose e impulsó el crecimiento del conjunto del empleo privado.

El empleo industrial retrocedió 2,3 por ciento en agosto con respecto al mismo período de 2016, lo que implicó una pérdida de 28 mil puestos de trabajo, informó ayer el Ministerio de Trabajo. La contracara se evidenció en la construcción donde la reactivación ayudó a crear 40.700 nuevos empleos, lo que implicó una suba de 10 por ciento interanual. Esa mejora apuntaló al conjunto del empleo formal del sector privado que creó 64.200 puestos y redondeó una mejora interanual de 1 por ciento

Existe un vínculo estrecho entre el crecimiento de las importaciones de bienes de consumo con la destrucción de puestos de trabajo en sectores industriales. Pero la apertura comercial no es el único factor que afecta el desempeño de la ocupación. Los aumentos de tarifas, la política monetaria contractiva, los nuevos mecanismos de intervención estatal en los conflictos laborales y la caída en la demanda interna son otros factores que explican el desempeño de la ocupación manufacturera.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest