Financiamiento universitario y el Fonid:Los diputados radicales colaboracionistas postergaron la sesión que habían pedido para este miércoles.

De Loredo decidió en soledad levantar la sesión y desató una crisis que pone en riesgo la unidad del bloque de la UCR. La postura de los mandatarios provinciales radicales y macristas también bloquearía en el Senado la movilidad jubilatoria.

Los diputados radicales colaboracionistas postergaron la sesión que habían pedido para este miércoles. La idea origina era tratar en el recinto de la Cámara baja los proyectos que garantizan el financiamiento de las universidades nacionales y la restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID). Una decisión que adoptaron por pedido de los gobernadores de Juntos por el Cambio, que trasladaron a sus legisladores la postura de darle una tregua (y aire) al Gobierno nacional después de la sanción definitiva de la Ley Bases y del Paquete Fiscal, que contribuyeron para aprobar. La nueva fecha tentativa, sería en agosto –-después del receso invernal del Congreso–, que no se podría dilatar mucho más por el conflicto interno que desató la postergación dentro del bloque de la UCR. La posición de los gobernadores radicales y macristas también bloquearía la posibilidad de que el Senado trate este mes la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que acordó el grueso de la oposición para restituir en parte lo que el Gobierno recortó a los jubilados y pensionados.

La sesión había sido pedida por la UCR para este miércoles 3 de julio durante la sesión del pasado 4 de junio, en el que distintos bloques opositores lograron finalmente acordar un texto común para darle media sanción en la Cámara baja a una nueva fórmula de movilidad jubilatoria. Aunque, la convocatoria no estuvo exenta de polémicas con el bloque de Unión por la Patria (UP), que intentó sin suerte el acompañamiento del resto de la oposición dialoguista para tratar ese mismo día el presupuesto de las universidades y el FONID.

La intención de los diputados radicales era entonces no aparecer ligados a UxP e imponer los tiempos de su propia agenda legislativa. El pedido de la UCR para tratar el financiamiento universitario y el FONID fue formalizado con las firmas de su jefe de bancada, el cordobés Rodrigo de Loredo y acompañada por Marcela Antola, Karina Banfi, Atilio Benedetti, Soledad Carrizo, Mariela Coletta, Melina Giorgi, Lisandro Nieri, Fabio Quetglas, Roberto Sánchez, Danya Tavela y Pamela Verasay.

Pero ante el pedido de los gobernadores de JxC –una alianza política que los hechos está disuelta–, De Loredo decidió presentar este lunes y en soledad un pedido de postergación, sin fecha. Una propuesta que inmediatamente aceptó el presidente de la Cámara, el libertario Martín Menem, aunque desviándose del propio reglamento interno de Diputados: la postergación debe llevar las mismas firmas de quienes realizaron el pedido para sesionar.

La decisión de De Loredo provocó un aluvión de críticas dentro del bloque. Los diputados referenciados en sector interno de Evolución Radical y más cercanos al presidente del Comité Nacional, Martín Lousteau, hicieron oír sus duros cuestionamientos al jefe del bloque. Lo mismo que los diputados alineados con Facundo Manes, que incluso ya habían expresado su descontento porque estaban dispuestos a acompañar la postura de UxP de tratar ambos temas en la sesión del 4 de junio y no compartían la decisión de la mayoría de la bancada de posponerlo por un mes, que ahora se extendió hasta agosto.

De Loredo buscó que los cuestionamientos no trascendieran públicamente y no mellaran más su condición de jefe de bloque. El diputado cordobés volvió a exponer los mismos argumentos en sintonía con la solicitud de los gobernadores de JxC: No querían aparecer poniendo palos en la rueda y muy pegados al kirchnerismo en estos días, luego que colaboraron con el Gobierno para aprobar las leyes que el presidente Javier Milei considera fundacionales para su gestión.

Aunque Emiliano Yacobitti, uno de los creadores junto a Lousteau de Evolución, se encargó de expresar el descontento con De Loredo. “Postergar la sesión por el financiamiento universitario es ser corresponsable del desguace de la institución pública con más prestigio de nuestro país”, publicó el vicerrector de la UBA y exdiputado nacional en su cuenta de la red social X. “No se puede seguir castigando a los docentes y no docentes de las Universidades, ya perdieron el 40 por ciento de su salario en pocos 6 meses. El éxodo de docentes y equipos de investigación ya comenzó y tenemos que redoblar esfuerzos para frenarlo”, agregó Yacobitti.

El grueso de los diputados radicales no está dispuesto a postergar el tratamiento de esos proyectos más allá de los primeros días de agosto. Un nuevo intento por bloquearlo pondría en peligro la unidad del bloque en la Cámara baja.

De todas maneras, la actitud colaboracionista con el Gobierno de los gobernadores de JxC también bloquearía que la Cámara alta pueda tratar la movilidad jubilatoria antes del receso. La vicepresidenta y titular del Senado, Victoria Villarruel, ya no tenía margen para dilatar su tratamiento.

Villarruel no giró aún el proyecto a las comisiones que deben abordar la media sanción de la Cámara baja y que están en manos de propios y aliados: el libertario jujeño Ezequiel Atauche (Presupuesto) y la macrista cordobesa Carmen Álvarez Rivero (Trabajo y Previsión). Ninguna de ellas tiene convocatorias previstas para esta semana, a pesar de la presión del resto de los bloques para empujar su tratamiento. Pero la postura de los gobernadores radicales y macristas, vuelve a aportarle aire y tiempo al Gobierno de Milei, en los temas que mas lo incomoda.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest