La carta que se juega D’Elia para recuperar la libertad

La carta que se juega D’Elia para recuperar la libertad

El dirigente de Miles apeló la prisión de Bonadio al explicar que la dictó un juez jubilado, por lo que el acto es nulo.

Luis D´Elía pidió su liberación luego de ser detenido preventivamente por orden del juez federal Claudio Bonadio bajo los cargos de traición a la Patria y encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA. También apelaron el ex secretario Legal y Técnico Carlos Zannini y el ex canciller Héctor Timerman.

D´Elía recurrió a la Cámara Federal para reiterar su pedido denegado por el juez de instrucción el jueves. Cuestionó hoy el fallo dictado por Bonadio ser tratarse de un magistrado «jubilado» y, por ello, de un acto inválido. Como había explicado El Destape, los funcionarios del Poder Judicial cesan sus funciones en el momento en que comienzan los trámites previsionales. Las excepciones para continuar ejerciendo en su juzgado implican el pedido expreso del tribunal del fuero o la aceptación del Presidente nacional de su renuncia diferida.

En su escrito, el dirigente de Miles describió: «No nos encontramos ante una privación preventiva ilegal, sino ante una verdadera privación ilegal de la libertad». «El gravamen resulta obvio en autos, en el que un ‘no juez’ decide el encierro de una persona, engaña a las fuerzas de seguridad y a las autoridades penitenciarias confeccionando instrumentos públicos ideológicamente falsos en los que hace insertar falsamente que es el juez de la causa», indicó en su escrito Adrián Albor, su defensor.

Según fundó en su escrito al que accedió NA, Bonadio es un juez «jubilado» y la prisión preventiva que impuso es un «acto inexistente», pues es inválido. El juez tiene iniciado el trámite para su jubilación y comenzará a percibir el cobro de los haberes previsionales el 1 de enero de 2018.

Por otra parte, la defensa recordó que D´Elía tenía otorgada una exención de prisión en el marco de esta causa cuyos argumentos el juez no tuvo en cuenta al fijarle la prisión preventiva el pasado jueves.

Paralelamente, D´Elía presentó un pedido de prisión domiciliaria por cuestiones de salud (es insulino dependiente y tiene tres operaciones de corazón) y un habeas corpus aún en trámite por que consideró ilegal la medida del juez Bonadio.

Zannini consideró que hubo «arbitrariedad» en el procesamiento que le trabó el juez. «Mal podría argüirse fundadamente que mi defendido pudiera eludir la acción de la Justicia o entorpercer las investigaciones cuando se presentó siempre ante los estrados del Tribunal, ha colaborado de manera activa con la investigación, carece de antecedentes penales y él mismo posee arraigo», indicó su abogado Mariano Fragueiro Frías en la apelación.

Timerman, en tanto, le pidió al magistrado su excarcelación fundado en cuestiones de salud: en respuesta, el fiscal federal Eduardo Taiano rechazó el planteo y se pronunció a favor de que se confirme su prisión domiciliaria, aunque con autorización para salir del país para realizarse tratamientos médicos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest