La justicia desplomó la operación política para vincular a Cristina con el juez Casanello

La justicia desplomó la operación política para vincular a Cristina con el juez Casanello

La Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos por el delito de «falso testimonio» de los únicos dos testigos que habían declarado haber visto al magistrado federal en la Quinta de Olivos en 2015. Medios y periodistas cercanos al macrismo habían apuntalado la falsa versión.

En pleno tramo final de la campaña electoral para las legislativas del 22 de octubre, la justicia volteó una operación política contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner que el oficialismo y algunos medios y periodistas impulsan desde 2015. Se trata de la decisión de la Cámara Federal porteña de confirmar los procesamientos de un exchofer de Presidencia de la Nación y un supuesto militante de La Cámpora por el delito de «falso testimonio», por haber dicho que habían visto al juez Sebastián Casanello en la Quinta de Olivos en 2015, cosa que jamás pudo ser probada.

Según informó la agencia DyN, Carlos Scozzino, chofer de la Secretaría General de la Presidencia, y Gabriel Corizzo, empleado de la ANSES, habían sido procesados en abril por haber declarado que vieron en 2015 a Casanello en la Quinta de Olivos, en la antesala de una reunión con la entonces Presidenta y actual candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana.

En primera instancia, el juez federal Luis Rodríguez había dictado aquellos procesamientos sin prisión preventiva y les había trabado embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 150 mil pesos.

Antes, el propio Casanello se había autodenunciado y había negado esa situación, que estuvo a punto de derivar en que fuera apartado de la causa en que tiene procesado y detenido al empresario Lázaro Báez por supuesto lavado de activos.

Para el juez Rodríguez, tanto Corizzo como Scozzino «sistemáticamente mintieron, lo que ha quedado evidenciado en el contraste existente entre lo efectivamente -hasta aquí- probado y el contenido de las declaraciones juramentadas brindadas».

Al revisar el fallo de primera instancia, los camaristas de la Sala Uno, Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia, sostuvieron que «ni Casanello, ni Corizzo, ni Scozzino concurrieron a la quinta de Olivos» Y respecto a los dos procesados, agregaron que «afirmaron hechos falsos en sus respectivas declaraciones» testimoniales.

Varios medios cercanos al macrismo e incluso periodistas afines al oficialismo hicieron eco y, de hecho, se pusieron como voz oficial del tema, como Eduardo Feinmann, aunque hace tiempo no se refieren al tema. Habrá que ver qué opinarn tras el fallo de hoy.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest