La Nación no responde por la deuda a Santa Fe y genera incertidumbre

La Nación no responde por la deuda a Santa Fe y genera incertidumbre

En treinta días, la provincia debe enviar su proyecto a la Legislatura. Pero la indefinición del gobierno central respecto de si aceptará el plan de pago que elevó el gobierno de Santa Fe hace más de un mes, dificulta su elaboración. El mensaje no incluirá cambios tributarios.

En un mes, ingresará a la Legislatura el proyecto de presupuesto provincial 2018, pero su redacción todavía está inmersa en una gran incertidumbre. La genera la falta de respuestas de la Nación a la propuesta de pago de la deuda de coparticipación, que globalmente supera los 50 mil millones de pesos. Según el plan sugerido por el Poder Ejecutivo santafesino con el aval de todo el arco político, en 2018 deberían ingresar a Santa Fe 7.500 millones de pesos; ello representa más del cinco por ciento del total de recursos previstos para el actual ejercicio 2017, que superó los 155 mil millones. “Contar o no con esos recursos cambia el presupuesto”, sostuvo de manera categórica el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione.

“Hoy, nuestra mayor incertidumbre viene dada por cómo proyectar los recursos nacionales, porque si bien ya tenemos las pautas macrofiscales que el propio gobierno nacional transmitió en la última reunión de Responsabilidad Fiscal (ver aparte), no sabemos qué va a pasar con la propuesta de pago de la deuda”, dijo el funcionario. “Obviamente, eso incide fuertemente sobre el monto de recursos que vayamos a incorporar a nuestro presupuesto. Y es eso lo que nos genera mayor incertidumbre”, reiteró.

Mientras tanto…

Saglione dijo que avanzan sí en la distribución de partidas presupuestarias por jurisdicción, “tratando de sostener la distribución de recursos en la apuesta a la obra pública”. Y adelantó que “la porción de obra pública que se ejecuta con el financiamiento proveniente de títulos públicos que no se termine de ejecutar en el presente ejercicio, se incorporará al presupuesto del año próximo”.

También en este sentido, enfatizó la importancia de saber qué actitud tomará la Nación respecto de la deuda, ya que “el ciento por ciento de esos recursos está destinado a gastos de capital”. Según precisó, “no ha habido hasta el momento ninguna novedad sobre la propuesta que hicimos. Y el hecho nos preocupa porque estamos a quince días de que Nación presente su propio presupuesto, y esto tiene que estar incluido en caso de que decidan pagarlo. Hasta ahora, no nos han dicho nada”, aseveró.

Pautas e impuestos

Saglione reveló que en la última reunión del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, el Ministerio de Economía adelantó cuáles serán las variables macrofiscales que regirán el presupuesto nacional, que será enviado en quince días al Congreso. Según dijo, se prevé un tipo de cambio de 19,30 pesos; una inflación o evolución de índice de precios promedio del 15,7 por ciento, y una tasa de crecimiento del 3,5 por ciento. Dichas pautas suelen ser luego las que la provincia toma como propias para la elaboración de su presupuesto.

Finalmente, Saglione dijo que en el proyecto provincial no se incluirán reformas impositivas. “No hay ningún cambio tributario que esté acompañando el proceso de presupuestación -dijo el ministro-. Las que surjan son propias de la comisión de análisis tributario que en caso de avanzar con alguna modificación, se enviarán como proyecto independiente del presupuesto”, concluyó.

 

Reforma impositiva nacional

Sobre la decisión del gobierno nacional de reformar el sistema tributario, Gonzalo Saglione dijo saber que el proyecto “ya está redactado”, aunque lo enviarán para su tratamiento legislativo después de las elecciones.

Respecto de los alcances de la iniciativa, confirmó que tal como ha trascendido, la Nación plantea esencialmente la reducción gradual de Ingresos Brutos, una de las principales fuentes de recaudación de las provincias. Al respecto, aclaró que “la Nación no puede legislar sobre los impuestos provinciales. Sí puede poner en discusión el impuesto, pero hasta ahí puede llegar. Necesitan el consenso de las provincias. Ninguna provincia va a ir responsablemente hacia la eliminación de este impuesto, sin tener con qué compensarlo porque es la columna vertebral de los sistemas tributarios provinciales”, planteó.

 

Saglione aclaró que Santa Fe “está dispuesta y abierta” a la discusión tanto del sistema tributario como del actual régimen de coparticipación, pero aclaró que “deberán tener todos la madurez necesaria para que el debate sea responsable y no nos conduzca a decisiones desacertadas”.

El planteo de Nación es que las provincias reduzcan Ingresos Brutos, y compensen esa disminución de recursos con un aumento de los impuestos patrimoniales, como el Inmobiliario y la Patente. “Ésa es la ecuación”, resumió.

 

Conurbano

 

Consultado sobre el planteo judicial de la provincia de Buenos Aires para que se elimine el tope al Fondo del Conurbano, Saglione dudó que haya sentencia en el corto plazo. “(Hermes) Binner había presentado el reclamo ante la Corte en 2009 y la sentencia salió seis años después. Nada me hace pensar que la Corte vaya a fallar ahora en una cuestión de tiempo más breve que la que requirió en su momento para un tema similar”, aclaró.

 

15,7 por ciento es la inflación o evolución de índice de precios promedio que la Nación estimó para su presupuesto 2018.

 

3,5 por ciento es la tasa de crecimiento que el gobierno central tuvo en cuenta para la redacción de su proyecto de gastos y recursos para el año que viene.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest