Pese a la presión del macrismo, Pichetto descartó que impidan a Cristina asumir en el Senado o que la desaforen

Pese a la presión del macrismo, Pichetto descartó que impidan a Cristina asumir en el Senado o que la desaforen

A pesar de las diferencias con el kirchnerismo, el jefe del bloque del FpV/PJ en la Cámara alta, a donde llegará la expresidenta en diciembre, desestimó que CFK «pueda no asumir o hacerlo por poco tiempo» porque para un desafuero debería haber confirmación de la Corte. Además, también rechazó que la senadora electa haya sido candidata para obtener fueros.

En medio de la tormenta y el show mediático por la prisión al exministro de Planificación, Julio De Vido, y a menos de una semana de las elecciones legislativas que confirmaron la hegemonía de Cambiemos pero también que la Unidad Ciudadana de Cristina Fernández de Kirchner obtuvo casi 4 millones de votos en la provincia de Buenos Aires, el poderoso jefe de bloque del FpV/PJ en el Senado, a donde ingresará la expresidenta en diciembre, Miguel Ángel Pichetto se hizo eco de las presiones del Gobierno y los medios acerca de la chance de impedir la asunción de la legisladora electa o en su defecto desaforarla posteriormente e hizo oír su decisiva voz al respecto.

En un adelanto de una entrevista exclusiva que publicará Perfil el fin de semana, Pichetto, a pesar de sus diferencias con el kirchnerismo, dejó en claro varios elementos: en primer lugar, descartó que el Senado vaya a impedir la asunción de la exmandataria; segundo, también desestimó «el camino del desafuero» a CFK durante su mandato completo como senadora, dado que para ello debería haber sentencia firme confirmada por la Corte Suprema; y en tercer lugar, rechazó que la senadora electa por Unidad Ciudadana haya recurrido a su candidatura para conseguir la protección de los fueros ante las causas judiciales que enfrenta.

«No veo que Cristina pueda no asumir o seguir el camino del desafuero», sostuvo el excandidato a gobernador de Río Negro en el extenso reportaje, en el que también opinó sobre la comparación del caso de la exjefa de Estado con el del desaforado y preso De Vido, y con el del expresidente y senador condenado judicialemente Carlos Menem.

¿Por qué la importancia de la palabra de Pichetto? Es que tras los comicios del domingo, Cambiemos y sus aliados cuentan con 25 legisladores, el kirchnerismo y cercanos con 10, mientras que -si finalmente Unidad Ciudadana tiene bloque propio- el rionegrino conduce al PJ y sus aliados, que cuenta con 31 senadores, número definitorio para una hipotética embestida del macrismo contra CFK.

Al respecto, Pichetto explicó por qué no hay posibilidad de que Cristina pueda no asumir o ser desaforada durante su mandato: «El Senado tiene una línea digamos de definición, que está reflejada muy claramente en el fallo de la Cámara Federal que resolvió la procedencia de la candidatura de Carlos Menem a las elecciones recientes, que sostiene el principio de presunción de inocencia y el concepto de sentencia firme de naturaleza de cosa juzgada. Con lo cual, no veo que la voluntad popular pueda ser vulnerada por un mecanismo de desafuero en una instancia del proceso judicial, donde se está en la etapa de instrucción, en la etapa de investigación».

En ese sentido, y ante la consulta sobre el tiempo que llevaría en tal caso todo el proceso, Pichetto advirtió que «lo que sí es cierto, que si no hay sentencia firme, tu principio de inocencia se sostiene, no se cae ese principio», y que eso «es una línea muy clara y muy contundente desde el punto de vista judicial» que coincide con «la posición del Senado de construcción más legalista y más de reconocimiento al voto del ciudadano».

El legislador citó, ante preguntas del mismo medio, que en el caso de Menem «la corte ha mandado el caso concreto de las armas al doble refrendo, que se le llama la doble sentencia, tiene que haber un proceso de resolución por parte de la Cámara de Casación» y que, además, «le queda el recurso extraordinario ante la Corte, que es la última instancia, si ese recurso es rechazado, hay sentencia definitiva».

Para Pichetto, se trata de «un esquema descriptivo, de cómo ha funcionado este sistema en el Senado, y lo que ha tenido en cuenta el Senado en la resolución de este tipo de tema», punto en el cual reiteró que esa línea «también ha sido ratificada por la Cámara Federal que resolvió la cuestión Menem en el proceso electoral».

Consultado respecto de si «ella fue candidata casualmente para tener esa cobertura» (fueros), el senador descartó esas «valoraciones» y consideró que, por el contrario, «fundamentalmente hay una decisión de naturaleza política en su candidatura, ha habido un proceso de identificación ideológica con actores que formaron parte central de su administración».

En cuanto al caso De Vido, si bien remarcó que Diputados sigue otra lógica, Pichetto aclaró que «más allá de la situación pública», sostiene que el exministro «ha estado a derecho, se ha presentado permanentemente en cada una de las citaciones judiciales, de hecho, hoy está siendo sometido a un juicio oral en el caso Once, nunca ha dejado de comparecer ante la justicia, no hay riesgo de fuga ni tampoco de interferencia en la acción de la investigación judicial y acaba de renunciar a la presidencia de la Comisión de Energía».

«Tengo una mirada más, digamos, más legalista de la cuestión. Sé que a lo mejor esto no es políticamente correcto, sé que a lo mejor aquellos que declaman con venganza mediática juicio y castigo», concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest