Sacnun: «La oposición solo tiene promesas de ajuste, palos, balas y encarcelamiento»

La ex senadora María de los Ángeles Sacnun, quien integra la lista de precandidatos a la diputación nacional por el espacio de «Unión por la Patria», aseguró que la elección de la fórmula presidencial que encabeza Sergio Massa es parte de una construcción en la que se buscó garantizar un proceso electoral «con la mayor calma posible».

«Tenemos que tratar de que las aguas estén calmas y que no pase nada en este momento que altere el equilibrio económico y social. Garantizar llegar a una elección donde, a partir de la renovación de la legitimidad de un Gobierno, podamos poner en agenda todos aquellos temas que hacen a las definiciones en cuanto a nuestra autonomía, en cuanto a nuestra estabilidad institucional, en cuanto la Justicia y, en Santa Fe, definiciones que hacen a la seguridad, el narcotráfico, la trata, el contrabando», explicó sobre el armado electoral, la elección de candidatos y los condicionamientos que imponen las condiciones actuales.

La ex senadora nacional recordó que tanto Cristina Kirchner como el propio Massa venían plantando la necesidad de alcanzar una fórmula de consenso y que frente a la situación económica y social actual «era un acto de responsabilidad de la coalición de gobierno lograr una lista unificada». De todas maneras, aceptó que se presente la opción de Juan Grabois como alternativa interna.

«Ahora hay que abrir debates como la recomposición salarial de los trabajadores y trabajadoras, la redistribución de la riqueza, cómo la generamos y a quién le cobramos impuestos y a quién no. Estas son cuestiones que nos tenemos que empezar a plantear. Qué capitalismo es el que se construye, cuál es el modelo. Nosotros creemos en un modelo industrial, pero también un modelo donde los salarios y las jubilaciones permitan un ascenso social y no que te pongan por debajo de la pobreza o casi en la indigencia», propuso sobre los desafíos del peronismo.

En cuanto al resquemor que genera la figura de Massa en sectores de la militancia, Sacnun aseguró que «nadie pensaba que si se lograba una lista de unidad iba a poder imponer sólo a sus candidatos». Y destacó que «Wado (De Pedro), Máximo (Kirchner) y Axel (Kicillof) cumplen un rol importante junto a la fórmula Massa-Rossi».

«Tenemos que explicarle a los militantes o a quienes están pensando su voto que necesitamos terriblemente repensar sobre una base pragmática. Acá hubo un acuerdo con el Fondo que en el ámbito parlamentario no acompañamos y eso motivó la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque. El bloque no votó ese acuerdo. Claramente vamos a tener que entrar en un proceso de revisión porque el nivel de endeudamiento al que nos sometieron y de compromisos que se tomaron en cuanto a los desembolsos de los pagos son inalcanzables para nuestro país. Pero sabemos, en el marco de las condiciones que está atravesando la Argentina, lo que podría significar un portazo diciendo ‘no vamos a pagar la deuda’», explicó sobre el trabajo que Massa realiza para cumplir con los compromisos internacionales tomados durante la gestión de Mauricio Macri.

Sobre la oposición, la precandidata aseguró que sólo tienen «promesas de un ajuste terrible, pero además palos, bala, y encarcelamiento, negacionismo. Un combo explosivo entre la alianza de (Fernando) De la Rúa y el macrismo».

Frente a esa contienda ideológica y cultural propuso «trabajar para construir un programa de Gobierno en torno a estos valores de lo que estamos hablando y derrotar la vuelta de aquellos que creen en el endeudamiento, en un Estado pequeño y que demagógicamente le ofrecen a la gente salud, educación, justicia, con ajuste. La verdad es que no existe esa fórmula. Para que haya Justicia social se necesita un Estado fuerte con actores que estén preparados para este siglo XXI que tiene una dinámica distinta a la del estado liberal. Con la agenda feminista, del medio ambiente, de la inclusión y del respeto a las minorías».

«El adversario es Juntos por el Cambio –aseguró Sacnun–. La Libertad Avanza se ha ido desdibujando de ese escenario de tres tercios del que se hablaba hace veinte días, un mes. De todas maneras, el discurso de Milei es un discurso muy retrógrado que tienen su conexión con el de Patricia Bullrich. Son bastante parecidos. No hay nada nuevo en el discurso de Milei, que reivindica la gestión de Domingo Cavallo, el que tuvo una presencia ineludible durante la dictadura cívico militar para decidir la estatización de la deuda privada y durante la década del 90’ con las privatizaciones y ajustes. Y después, en el final de la Alianza con el corralito y el 2001 cuando voló todo por el aire». «El voto bronca va a ser directamente proporcional a la esperanza que podamos construir como fuerza política. Tenemos ese desafío. Tenemos que volver a despertar esa esperanza. Hay que ofrecer una alternativa inteligente, imaginativa para salir de los problemas cruciales que tenemos. Volver a generar el compromiso de cumplir con el contrato electoral. Si es así, la Libertad Avanza va a ir disminuyendo y nosotros profundizando la posibilidad de una victoria», concluyó.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest