Salud Provincial cambia de estrategia y va en busca del Coronavirus en barrios rosarinos

Frente a más de dos semanas sin nuevos contagios confirmados en la provincia, el Ministerio de Salud acordó con la Municipalidad salir a detectar posibles infecciones asintomáticas. Los resultados estarán en 24 horas, y ante un positivo permitirán actuar en forma temprana.

Frente a más de dos semanas sin nuevos contagios confirmados en la provincia, el Ministerio de Salud acordó con la Municipalidad salir a detectar posibles infecciones asintomáticas. Los resultados estarán en 24 horas, y ante un positivo permitirán actuar en forma temprana.

 

Santa Fe ingresó, con 19 días sin nuevos casos confirmados de covid-19, en una fase que algunos denominan “silencio epidemiológico”, que es de ausencia de detección de infecciones.  Pero eso no habilita a bajar la guardia, en particular por la suma de contagios en la vecina provincia de Buenos Aires, y por ello el gobierno santafesino acordó con la Municipalidad de Rosario el inicio de un plan de testeos en barrios periféricos de la ciudad para “buscar” el virus antes de que se manifieste: lo que se pretende es la detección de casos asintomáticos para proceder con los protocolos respectivos de tratamiento y, sobre todo, aislamiento. Se harán test del tipo PCR, que permiten determinar su presencia tempranamente.

 

El temor, aún con la curva de contagios horizontal, es que se produzcan brotes ante un caso aislado y en un contexto de hacinamiento o cercanía extrema de personas. Es lo que, ahora, preocupa a la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo son los barrios periféricos e instituciones relativamente cerradas como los geriátricos. Son los que, junto con las cárceles, aparecen como espacios de tasas de contagios potencialmente altas.

 

Rosario es la ciudad con más densidad de población de la provincia, y por eso la punta de lanza de la nueva estrategia de la Secretaría de Salud.

 

“Lejos de sentarnos a esperar que ocurran los casos por brotes en comunidades cerradas, ya estamos en conexión con la Municipalidad de Rosario para implementar un importante plan de detección“, explicó la titular de la cartera sanitaria, Sonia Martorano. “Si ya veníamos hisopando los casos sospechosos, ahora buscaremos aquellos que sean mayores de 60 años en condiciones de vulnerabilidad, o a quienes entren y salgan de los barrios, porque allí existe la posibilidad de que aumenten los casos”, agregó.

 

“La idea -prosiguió Martorano- es un abordaje barrial; acercarnos en vez de pedirles que vengan. Si nos acercamos y lo detectamos ahí, en el territorio, a través del hisopado, en 24 horas tenemos los resultados. Y cuando tengamos un positivo en alguien con pocos síntomas, podremos actuar en el aislamiento de esa persona y su grupo, los 10 contactos más cercanos”.

 

En paralelo, aseguró que también se actuará sobre las denominadas comunidades cerradas. “Nos preocupan los geriátricos, y ahí la idea es tomar los hisopados en esta etapa, que llamamos de silencio epidemiológico”, indicó, en tanto aseguró que “lo más probable es que si hay un brote, ocurra en este tipo de comunidades. Por eso la intención es adelantarnos y estar presentes en esos lugares lo antes posible”.

 

No se trata de los llamados testeos rápidos, sensibles para detectar personas con anticuerpos que hayan transitado por la enfermedad pero no para detectar el virus en una etapa temprana de la infección.

 

“No será un testeo rápido. En cambio, vamos a hacer hisopados y tendremos a las 24 horas cada resultado. Ante un caso positivo asintomáticos vamos a trabajar en el aislamiento de esa persona y su entorno”, explicó la funcionaria de Omar Perotti.

 

El plan de testeos “se realizará en los cinco distritos periféricos de Rosario”, mientras que en el distrito centro “se buscará poner en marcha otra modalidad”.

 

Finalmente, sobre los tiempos de aplicación de la medida, indicó que “los equipos territoriales están terminando de definir la estrategia, pero ya podemos adelantar que vamos a hacerlo en los cinco distritos a través de los centros de salud municipales y provinciales que están allí. Mientras que en la zona centro el abordaje probablemente sea otro”.

 

Hasta la fecha se registra en la provincia de Santa Fe un total de tres fallecidos por coronavirus, mientras que un paciente continúa internado en cuidados intensivos, sin necesidad de asistencia respiratoria mecánica. El resto presenta una evolución favorable.