Los Jaguares preparan ocho cambios para visitar a Stormers de Sudáfrica

El entrenador de Los Jaguares, Gonzalo Quesada, confirmó que introducirá ocho modificaciones para enfrentar el próximo sábado a los Stormers de Sudáfrica, con respecto al equipo que venció la semana anterior a los Reds sudafricanos

El encuentro, por la cuarta fecha del Súper Rugby, se llevará a cabo el sábado en el estadio Newlands de Ciudad del Cabo, desde las 10.05, y será controlado por el sudafricano Fhatuwani Rasivhenge.

Quesada confirmó que en la primera linea ingresarán Nahuel Tetaz Chaparro, Santiago Socino y Santiago Medrano, quienes reemplazarán a Mayco Vivas, Julián Montoya y Lucio Sordoni, respectivamente. En la segunda línea, Matías Alemanno jugará de titular por primera vez en el torneo en lugar de Guido Petti, en tanto que Francisco Gorrisen estará en la tercera línea reemplazando a Marcos Kremer.

Entre los tres cuartos regresa como medio scrum y capitán Tomás Cubell por Felipe Ezcurra, el centro santiago Chocobares suplirá a Matías Moroni, el wing Sebastián Cancelliere reemplazará a Santiago Carreras y Emiliano Boffelli ocupará el puesto de fullback. Entre los suplentes regresa Joaquín Díaz Bonilla, luego de la lesión que sufrió en el debut de Los Jaguares, cuando derrotaron a los Lions de Sudáfrica 38-8.

Los Jaguares formarán con Emiliano Boffelli; Bautista Delguy, Santiago Chocobares, Juan Cruz Mallía y Sebastián Cancelliere; Domingo Miotti y Tomás Cubelli (capitán); Rodrigo Bruni, Tomás Lezana y Francisco Gorrissen; Lucas Paulos y Matías Alemanno; Santiago Medrano, Santiago Socino y Nahuel Tetaz Chaparro.

Los Jaguares están segundos en la Conferencia Africana, con diez unidades, tres menos que el puntero Stormers. Luego de este encuentro con Stormers, los Jaguares se medirán en Sudáfrica con los Bulls, el sábado 29, a las 12.15, y luego con Sharks, el sábado 7 de marzo, a las 10.05.


La Superliga deja de existir

El nuevo organismo se llamará “Liga Profesional”, y gozaría de “autonomía para explotar todos los derechos comerciales del torneo, tal como lo hace la Superliga”

La Superliga de fútbol (SAF) dejará de existir a partir de la próxima temporada, ya sin el apoyo de River, el único grande que todavía la sostenía, y se creará un nuevo ente que tendrá cierta autonomía, pero con la potestad que la Asociación del Fútbol Argentino tenga la última palabra. Según un proyecto al cual tuvo acceso la agencia NA, que todavía puede sufrir algunas modificaciones, la decisión dirigencial de disolver la Superliga está tomada, y en Viamonte 1366 sostienen que no es necesario un resarcimiento económico.

La decisión, inclusive, podría ir por encima de una votación en una Asamblea Ordinaria, en la que se necesitará tres cuartas partes de los votos, ya que en caso de que no se consigan los sufragios (hoy se especula que están), AFA considera que “la ejecución del presente proyecto requiere rescindir unilateralmente y/o resolver los términos del contrato de colaboración suscripto por AFA y SAF el 27 de julio de 2016”.

Además, la AFA se cubre en que si la SAF “avanza sobre una acción civil indemnizatoria, los beneficiarios serían sus integrantes, por lo que esa medida iría en contra de los intereses de los mismos clubes”. Los pasos a seguir serán los siguientes: en alguna reunión venidera de Comité Ejecutivo de AFA se llamará a Asamblea Extraordinaria, con 30 días de anticipación, tal como se encuentra establecido por reglamento. El objetivo será modificar el estatuto, para que se accione la desaparición del ente que hoy conduce el fútbol de la máxima categoría.

En la actualidad, hay 46 integrantes en la Asamblea Ordinaria: 24 pertenecientes a la AFA en sí, que votarán de manera unánime, y 22 representantes de la Primera División, la mayoría distanciados con la Superliga. Con 35 sufragios a favor, alcanzará para que la SAF vuelva a la órbita de AFA, que derivará en su mudanza de nuevo a Viamonte (sus actuales oficinas están en Puerto Madero), y que su CEO, Mariano Elizondo, quien asumió sin ser dirigente de fútbol, deje el cargo.

¿Quién comandaría la nueva “Liga Profesional”?

De acuerdo al proyecto, el nuevo organismo se llamará “Liga Profesional” y gozaría de “autonomía para explotar todos los derechos comerciales del torneo, tal como lo hace la Superliga”. Además, tendrá un órgano ejecutivo, ejercido por el presidente de la AFA (Claudio Tapia) y un presidente ejecutivo, que a su vez tendrá “el cargo de presidente o vice de un club de la actual Superliga”.

En ese sentido, los tres candidatos firmes son Marcelo Tinelli, Nicolás Russo y Cristian Malaspina, presidentes de San Lorenzo, Lanús y Argentinos, respectivamente. No obstante, no se descarta que ese cargo pueda ser para algún ex presidente de una institución con arraigo en los actuales dirigentes.

Además, la “Liga Profesional” tendrá a un vicepresidente, un secretario general, un órgano deliberativo, un gerente y empleados. A diferencia de lo que ocurre en la actualidad con Elizondo, el cargo del presidente ejecutivo sería ad honorem. Entre otros aspectos, el nuevo organismo buscará que su calendario “sea predecible y adaptado a los compromisos internacionales que integran la participación en los clubes en las copas internacionales, y a la participación de la Selección Nacional”.

Un dato más que llamativo, tomando como parámetro el desarrollo de algunas ligas europeas, es que se apunta a “posicionar al campeonato argentino como uno de los cinco más importantes del mundo”. Si bien se nombra varias veces a la autonomía del nuevo ente, el “estar dentro de AFA para que todos los actores puedan trabajar mancomunadamente, con el fin de poner al fútbol argentino en el lugar que la gloriosa historia deportiva le asignó”, se puede interpretar que Viamonte 1366 tendrá la última palabra.

En la nueva estructura, San Lorenzo y River tendrán un rol importante ya que la relación Tinelli-Tapia atraviesa un buen momento y, si bien con Rodolfo D’Onofrio no existe esa cercanía, son conscientes que es necesario contar con el apoyo del club de Núñez, el único que se ha mostrado distante de esta gestión.


El revolucionario volante que está probando Lewis Hamilton

El equipo Mercedes de Fórmula 1 viene dominando la categoría desde hace seis temporadas y, a partir de los primeros ensayos de 2020, parece que la tendencia no se terminará este año. Pero para mantener su hegemonía, el equipo anglogermano presentó una novedosa solución tecnológica, con un “volante deslizante” que está probando británico Lewis Hamilton.

El sistema denominado DAS (Dual Axis Steering, algo así como dirección de doble eje)  se convirtió en la vedette de los ensayos que están llevando a cabo los equipos en Montmeló, antes del inicio de la temporada el mes que viene en Australia. Ante la falta de grandes tiempos y emociones, las primeras cuatro horas de prácticas en Barcelona tuvieron a todo el mundo con la vista puesta en las pantallas de televisión, pendientes de que apareciera Hamilton, para verlo manejar el nuevo modelo W11 con la cámara ubicada sobre su casco.

En el inicio de cada recta, el seis veces campeón del mundo empuja el volante hacia su pecho, lo que hace que las dos ruedas delanteras del bólido convergan de forma muy ligera. Cuando se acerca a la curva, el inglés hace el movimiento inverso y aleja el volante. Si bien Mercedes no quiso dar explicaciones de la ventaja que supone ese movimiento, se estima que la huella de contacto del neumático disminuye en las rectas y aumenta en las curvas. Una mayor superficie de contacto en la recta propicia una pérdida de velocidad y calienta la goma. Por el contrario, cuando el auto frena y encara la parte sinuosa, es importante que la rueda genere el mayor contacto posible con el asfalto para maximizar el agarre.

“Introduce una dimensión en el volante que será útil durante todo el año. Pero cómo lo usamos y por qué, eso es algo que queremos quedarnos para nosotros”, explicó James Allison, director técnico de Mercedes, tras los ensayos del jueves, para agregarle un poco más de misterio al asunto.

Lo que muchos especialistas ya se están preguntando si ese movimiento podrá ser realmente efectivo, ya que complicará la puesta a punto tradicional del vehículo, en la que se busca un equilibrio de la superficie de contacto, para no perder tanto tiempo en las rectas, pero a la vez conseguir un buen agarre en las curvas. La otra inquietud pasa por la temperatura de las gomas ya que se pueden producir cambios demasiado bruscos que afecten el rendimiento del auto. Para todas esas preguntas los ingenieros de Mercedes aprovecharán al máximo estos ensayos antes de ponerlo en práctica en carrera.

El otro aspecto a tener en cuenta es el debate acerca de su legalidad, algo que motivará una larga discusión. En estos tests no se exige que los autos cumplan el reglamento, salvo por las medidas de seguridad. Por ello, los equipos están autorizados a probar innovaciones aunque no sean permitidas a la hora de competir. En principio, Mercedes asegura que tiene el visto bueno de la FIA, que no considera que haya una violación reglamentaria en el nuevo sistema. 

“No creo que lo hagan ilegal, la verdad. Eso es algo de lo que hemos hablado con la FIA. La normativa es bastante clara sobre lo que se permite en los sistemas de dirección y confiamos en que cumple con todos sus requisitos”, explicó Allison. “En los próximos días veremos cuánto beneficio nos aporta”, añadió.

Más allá la innovación tecnológica, por el momento el ensayo no trajo grandes resultados a nivel tiempo, ya que Hamilton fue séptimo e hizo su giro más veloz del día en 1:18.387 minutos, a más de un segundo del mexicano Sergio “Checo” Pérez, el más rápido de la jornada a bordo de Racing Point.


Nuevo satélite argentino

Será lanzado a fines de marzo y complementa al 1A que está en órbita desde octubre de 2018.

Este viernes, desde las instalaciones que Invap tiene en Bariloche, el Saocom 1B inicia su traslado hacia Florida, EEUU, desde donde se realizará la campaña que culminará con el lanzamiento hacia fines de marzo. Aproximadamente 42 toneladas –tres corresponden al satélite y el resto a equipamiento– viajarán a bordo del avión ucraniano “Antonov AN 124” preparado especialmente para la ocasión. La nave es la misma que transportó al 1A y a los ARSAT I y II. Realizará una parada intermedia en Chile para cargar combustible y luego llegará sin interrupciones a Cabo Cañaveral, el lugar estratégico en el que SpaceX tiene sus bases, para ser lanzado y puesto en órbita a 620 kilómetros de altura. En el desarrollo del Satélite Argentino de Observación con Microondas, los expertos de la Conae trabajaron junto a Invap (principal contratista), la firma pública Veng, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Laboratorio GEMA de la UNLP. 80 empresas de tecnología e instituciones del sistema científico tecnológico del país y un total de 900 investigadores comprometieron sus esfuerzos.

“Es un satélite argentino hecho por argentinos para argentinos. Es más argentino que el asado, por eso emociona tanto. En mi vida me voy a olvidar del primer despliegue de la antena del 1A. No podía creer que aquello que solo había visto en los PowerPoint estaba sucediendo adelante mío”, señala Josefina Peres, jefa del proyecto. El Saocom 1B expresa la continuidad del Plan Espacial Nacional que lidera la Comisión Nacional de Actividades Espaciales y se complementará con el 1A lanzado en octubre de 2018.

“Ambos satélites se comenzaron a construir y se impulsaron durante el gobierno de Cristina Fernández. Una política que apuntó a desarrollar la soberanía espacial y que fue interrumpida durante los cuatro años que duró el gobierno macrista”, apunta Roberto Salvarezza, el actual Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación. Y luego, advierte: “Por la única razón que el 1A se lanzó en 2018 fue porque se trató de un proyecto de cooperación con Italia y el presidente no quería asumir el costo político de abandonar el pacto. Macri no entendía por qué se gastaba tanta plata en satélites; de hecho, su ministro de Agricultura, Luis Etchevehere, solía comentar que nadie quería gastar en tecnología argentina. Decía que solo querían nuestros porotos de soja”. Como indica el titular de la cartera, la misión forma parte de un programa más ambicioso: el Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE) es el fruto de la cooperación entre Conae y ASI de Italia. Ambas naciones asumieron el compromiso de conformar una constelación de seis satélites y por intermedio del Saocom 1B lo están cumpliendo.

Para qué sirve y cómo funciona

El Saocom 1B está dotado de un único instrumento: un Radar de Apertura Sintética que opera en la porción de las microondas en banda L del espectro electromagnético. “Se trata de la primera misión con este tipo de tecnología, ya que en la series anteriores se empleaban instrumentos ópticos. Su principal ventaja es que al contar con una fuente propia de energía no necesita de la luz para obtener una imagen”, describe Peres. En la práctica esta situación se traduce en una virtud muy importante, ya que el satélite es capaz de tomar imágenes con independencia del tiempo atmosférico, el día o la noche. “El radar emite una señal a partir de su antena –de 35 metros cuadrados–, la onda viaja a la velocidad de la luz, atraviesa las nubes, rebota en la tierra y parte de ese residuo de energía regresa al radar. Capta, digitaliza la información y nosotros desde Córdoba –desde dónde se realiza el control de la misión– descargamos los datos a partir de procesadores que dan como resultado imágenes”, explica la ingeniera principal a cargo.

Los datos se generan en función de la demanda que hagan las instituciones comprometidas en el proyecto, como pueden ser el Instituto Nacional del Agua o el INTA, entre otras. Sin embargo, existe un mandato fijo: será aplicado para medir la humedad del suelo en la región pampeana (83 millones de hectáreas), un factor clave para mejorar las condiciones de gestión del agua. Además servirá para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas; así como también para obtener mapas de desplazamiento de glaciares, pendientes y alturas. “Los suelos, cuando están muy secos, son propensos al incendio, de la misma manera que cuando están muy húmedos podrían ocasionar inundaciones. El radar emite señales que interaccionan con el terreno (datos topográficos) y tiene la capacidad de medir características que podrían ayudar a evitar este tipo de fenómenos”, dice Peres. En este sentido, también brinda data sobre cuándo conviene cosechar, qué plagas molestan y qué fertilizantes son utilizados

Otra ventaja es que permite una mayor revisita de lugares. En menos tiempo brinda la chance de acceder a mayor información. Toma imágenes de todo el mundo, solo que a nosotros las que más nos interesarán son las que se vinculan con nuestro territorio”, destaca. Cada Saocom pasará por el mismo punto geográfico cada 16 días. Con ambos en órbita se producirá una pasada cada ocho días, con la posibilidad de reducirla a cuatro. “Esta nueva periodicidad es muy útil para la cooperación con otras naciones: cuando se cayó el avión chileno (diciembre de 2019) nosotros, a partir de Saocom 1A, pudimos aportar datos relevantes”, comenta


Se confirmó dos muertes por sarampión y dengue

El ministro llamó a “seguir trabajando intensamente en las campañas de  prevención” con las dos enfermedades y de vacunación en el sarampión.

El ministro de Salud, Ginés González García, confirmó los dos primeros casos de muerte por sarampión y dengue. Los fallecidos son una mujer de 50 años, el primer caso de muerte de sarampión desde 1998, y un hombre de 73 años, el primer caso de fallecimiento por dengue desde 2016. Ambos oriundos del Conurbano bonaerense.

El ministro señaló que se trataba de pacientes vulnerables por su situación de salud, pero resaltó que la noticia confirma “que hay riesgos y hay que seguir trabajando intensamente” en las campañas de difusión y de vacunación, en el caso del sarampión.

La confirmación oficial se produjo en el marco de una conferencia de prensa en Olivos, durante la presentación del relanzamiento del progrrama Remediar, durante la cual González García lamentó lo ocurrido y recordó que hace pocos días había advertido que en la Argentina se debía prestar más atención al sarampión y el dengue que al Coranavirus .

“En el caso del Sarampión, hemos conseguido las vacunas y no hay problema de abastecimiento. Tenemos que seguir convenciendo a quienes aún no se dieron la dosis”, exhortó el ministro, para fortalecer la campaña de vacunación oficial, enfocada en Ciudad de Buenos Aires y en el Conurbano bonaerense, donde apareció el foco del brote en agosto del año pasado.

La mujer fallecida por sarampión, según trascendió, era oriunda de La Matanza, desde donde había sido trasladada al Cemic, tras una complicación cerebral grave, luego de un transplante.  En tanto, el hombre de 73 años, era oriundo de Avellaneda, y había acudido a una consulta espontánea en el Hospital Italiano, pero su cuadro se agravó en las siguientes 48 horas. Según precisó el ministro, se encontraba con un cuadro de inmunodeficiencia previo.

“El Estado seguirá haciendo controles de foco y mantendrá el sistema de alertas”, señaló González García respecto del dengue —virus transmitido por el mosquito  Aedes Aegypti que no tiene vacuna— y apeló a los trabajos de acción comunitaria para limpiar los lugares donde se pueda acumular agua, el caldo de cultivo de las larvas del vector.

El titular de la cartera de Salud alertó sobre la epidemia de dengue que enfrenta la región, que fue tratada el miércoles en una reunión de ministros de Salud del Mercosur en Asunción, Paraguay, donde ya se registraron 16 muertes por la enfermedad, y otros 89 decesos son investigados, mientras que existen 4255 casos confirmados y 85.290 en estudio.

En 2019, se registraron en América del Sur 2.399.225 casos de dengue, de los que 2.201.115 correspondieron solo a Brasil, 16.193 a Bolivia, 11.811 a Paraguay y 3.209 a Argentina. Del total de casos, 962 terminaron con muertes, de ellas, 800 ocurrieron en Brasil.

Brote de Sarampión

De acuerdo con el último boletín de vigilancia del Ministerio de Salud, el brote de sarampión registrado desde fines de agosto, concentrado en Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, registraba hasta el 07 de febrero 131 casos confirmados, tres de ellos con antecedentes de viaje a Estados Unidos. El último caso confirmado era del 28 de enero.

La mujer fallecida en el hospital Cemic había atravesado un transplante para tratar un linfoma cerebral, por lo que se encontraba inmunodeprimida, lo que aumentó su vulnerabilidad para contraer el virus.

A pesar de que la primera víctima sea una persona de 50 años, el mayor número de casos confirmados se hallan entre menores de 1 año, seguido por el grupo de 1 a 4 años. El boletín de vigilancia agrega, de todas formas, que también es “importante el número de casos en adultos mayores de 20 años”.

Dengue

El hombre fallecido en el Hospital Italiano es la primera víctima mortal de la enfermedad desde 2016, cuando ocurrió la última epidemia de magnitud con 11 casos mortales. La primera se había registrado en 2009, con cinco muertes.

Según el boletín de vigilancia del Ministerio de Salud, desde agosto del año pasado hasta el 3 de febrero, se habían notificado 2811 casos con sospecha de dengue, de los cuales 336 resultaron confirmados y probables. Del total de los casos, 222 eran de personas con antecedentes de viaje a zonas con circulación del virus. Por el momento, las zonas que cuentan con circulación viral autóctona son Misiones, Ciudad de Buenos Aires, Jujuy y La Rioja.


Préstamos para pymes del Nación y el Bapro

Los bancos Nación y Provincia avanzan en el otorgamiento de créditos a tasas menores al 30 por ciento para financiar la actividad productiva de las pymes.

El BNA informó que ya recibió 4976 consultas desde el lanzamiento de su línea de crédito y 975 de ellas se convirtieron en solicitudes por casi 4 mil millones de pesos. La línea del Nación ofrece una tasa bonificada de 27,9 por ciento con subdisio por parte del Tesoro. El monto total a prestar es de 10 mil millones de pesos. “Nos propusimos que las pymes recuperen su solidez y reorientar nuestra capacidad al financiamiento hacia estas empresas, que representan el 97 por ciento del universo productivo y generan el 65 por ciento de los puestos de trabajo y alrededor del 50 por ciento del PBI de la Argentina”, dijo el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker.

En tanto, el Banco Provincia anunció la ampliación en 5 mil millones de pesos de su programa RePyME, para pequeñas y medianas empresas. De esta forma, el fondeo total se amplió hasta los 20.500 millones de pesos y 25 millones de dólares. La entidad ya otorgó créditos por 7500 millones de pesos a 2600 pymes, con un promedio de 440 millones de pesos en colocaciones diarias a través de las cuatro líneas que conforman el programa. En capital de trabajo se colocaron 1600 préstamos por 3400 millones, con tasa fija desde el 28 por ciento anual, mientras que en descuento de documentos se lleva otorgados 4100 millones de pesos a través de 35 mil cheques descontados, con una tasa de 25 por ciento anual.


Revisión tarifaria

“Será sobre los sectores que lo puedan soportar porque nosotros hemos cambiado las prioridades de gestión”, aseguró el jefe de Gabinete. El tema se analizó con el FMI.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, adelantó este jueves que el gobierno está trabajando sobre un aumento de tarifas de luz y gas que aplicaría a partir de junio, cuando vence el plazo de 180 días fijado por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva para avanzar con una revisión integral de los cuadros tarifarios de electricidad y gas. “Será sobre los sectores que lo puedan soportar porque nosotros hemos cambiado las prioridades de gestión”, aseguró el funcionario.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, viene trabajando en un esquema de descongelamiento que, tal como destacó Cafiero, se le aplicaría a los sectores de mayor poder adquisitivo, aunque todavía no está definido cuál sería el universo alcanzado y mucho menos el porcentaje de la suba. El propio Kulfas lo reconoció el lunes durante la presentación de la ampliación del programa de Precios Cuidados. “No se trata de un congelamiento permanente ni mucho menos, ni sostener este congelamiento parcial por mucho tiempo, sino hacer una revisión que permita reducir donde es posible los costos del sistema eléctrico y poder generar tarifas razonables, accesibles, sobre todo donde hay mayores necesidades”, sostuvo Kulfas, quien reconoció que el tema se conversó con el FMI.

Cafiero insistió este jueves con que no se trata de un congelamiento porque, desde la perspectiva oficial, es solo una medida coyuntural que se tomó para frenar la inercia inflacionaria. No obstante, dentro del Frente de Todos no hay consenso con respecto a esa caracterización. Son varios los que sostienen que las eléctricas y las gasíferas estuvieron entre las grandes ganadoras del macrismo y ahora les toca esperar hasta que el gobierno atienda otras prioridades más urgentes. De hecho, en uno de los primeros borradores que circuló el año pasado referido al congelamiento se mencionaba que el mismo sería por dos años, algo que finalmente quedó descartado y se decidió avanzar con el plazo de hasta 180 días.

Del lado empresario, mientras tanto, continúan las presiones para lograr una promesa de descongelamiento. La Asociación de Distribuidoras de Gas (Adigas) se reunió la semana pasada con el ministro Kulfas y le solicitaron que se avance con la revisión de los balances y los cuadros tarifarios cuánto antes para poder autorizar un aumento. Fuentes del propio gobierno reconocen que si el congelamiento se extiende la producción de gas podría empezar a caer hacia fines de año.

La situación también comenzó a complicarse en el sector eléctrico donde varias distribuidoras dejaron de pagarle a CAMMESA y el porcentaje de cobrabilidad se deterioró significativamente en apenas tres meses. Las cifras de CAMMESA disponibles al 10 de febrero muestran que la deuda ya trepa a 48.000 millones de pesos. La semana pasada la EPE de Santa Fe se sumó a la lista de los morosos que es encabezada por la distribuidora misionera EMSA con el 17 por ciento del pasivo total que tiene CAMMESA.

En este contexto, la necesidad de incrementar los subsidios crece día a día, pero en la actualidad el Tesoro no está en condiciones de afrontar esa situación. A raíz de ellos, sectores del gobierno apuran el descongelamiento, aunque con un esquema que contemple la situación de los sectores más postergados. “Lo que se está haciendo es un estudio de un nuevo cuadro tarifario que seguirá sosteniendo la tarifa social”, remarcó Cafiero.

El descongelamiento podría seguir los pasos de la experiencia llevada adelante por el kirchnerismo en 2011, cuando se empezó a quitar subsidios de manera gradual, tomando como referencia los ingresos de la población, pero también por región. De hecho, en aquella ocasión se avanzó primero con los aumentos en Puerto Madero, Barrio Parque y los countries, para luego ir ampliando las zonas. Incluso se habilitó entonces la opción para que los usuarios pudieran renunciar a los subsidios.

Otra opción es replicar el esquema de tarifa social que implementó el macrismo, pero hacerlo más amplio y con una bonificación mayor. Por ahora son solo ideas sobre las que se está trabajando para intentar llegar a junio con un esquema consensuado.


Programa Remediar: Alcanzará a 15 millones de personas

Distribuirá botiquines con 50 medicamentos esenciales y gratuitos a más de 8.000 Centros de Atención Primaria de todo el país. “Alcanzará a 15 millones de personas”, detalló el ministro.

“El Remediar es un hito central en la política de medicamentos de la Argentina”, aseguró el ministro de Salud de la Nación Ginés González García en el acto de relanzamiento del Programa Remediar, que llevará botiquines con 50 medicamentos esenciales y gratuitos a más de ocho mil Centros de Atención Primaria de todo el país. “Calculamos que el programa llegará a alcanzar a 15 millones de personas y para fin de año tendremos entre 170 y 180 mil botiquines entregados”, detalló el ministro en conferencia de prensa en la quinta de Olivos. El programa había sido iniciado en 2002 por el mismo González García, pero fue discontinuado por el gobierno de Mauricio Macri en el año 2016.

“No sólo es un programa de acceso a medicamentos, sino que es un programa de distribución de equidad, de mejoramiento del funcionamiento de la atención primaria, porque si hay medicamentos la gente concurre más a la atención primaria”, así abrió el ministro de Salud la conferencia de prensa en la que se presentó el relanzamiento del Programa Remediar. “En la actualidad tenemos un problema con el acceso a los medicamentos, por sus altos precios. Con este programa ya se repartieron 14.000 botiquines en una primera instancia, pero en el total del año calculamos llevar entre 170 y 180 mil a todos los Centros de Atención Primaria del país”, sostuvo González García. Los 50 medicamentos gratuitos y esenciales que incluye cada botiquín “cubren el 80 por ciento de las patologías que los centros de salud tratan de manera cotidiana; con el correr del año vamos a agregar otros medicamentos, como los de salud mental, para intentar llegar al 100 por ciento”, detalló el ministro.

De la conferencia también participaron los gobernadores de San Luis, Chaco, La Pampa, Misiones y Jujuy. En este sentido, el ministro de Salud resaltó el trabajo en conjunto: “estamos construyendo con las provincias una política federal para llegar a cada punto del país”. Rodríguez Saá, gobernador de San Luis, afirmó que el relanzamiento significa “un enorme alivio y aporte para solucionar los problemas de las personas más humildes en el marco de una Argentina devastada”. En el mismo sentido se expresó el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, que agregó que “el Remediar se enmarca en una política de acceso a los derechos básicos de la salud y la comida, por lo que tiene que ser entendido en conjunto con el plan de Tarjeta Alimentar”. Por su parte Capitanich, gobernador de Chaco, afirmó que la medida es un gran alivio para las provincias, porque actualmente cada jurisdicción “gasta un promedio de seis millones de pesos en compras de medicamentos. Con el Plan vamos a ahorrar cerca del 15 por ciento de ese gasto”. 

El programa también permite optimizar el presupuesto nacional de Salud, explicaron los funcionarios en la presentación, ya que el Estado consiguió una reducción del 75 por ciento respecto al precio de mercado en la compra de los medicamentos. Si bien González García aclaró que, en su totalidad, el financiamiento del plan está a cargo del gobierno nacional, agregó que “para el segundo semestre intentaremos buscar crédito para financiar el programa”. En 2002, cuando el Remediar fue lanzado por primera vez por González García en el marco de la crisis económica, se consiguió reconvertir créditos tomados con anterioridad a la crisis para destinar al Remediar. Ahora, el ministro aseguró que “intentaremos ir hacia un sistema similar”.

Con respecto al modo de acceso a los medicamentos, el titular de la cartera de Salud aseguró que “el único requisito es que no se cobre”. Sin importar si tienen cobertura de obra social, los pacientes podrán adquirir de manera gratuita los medicamentos en cantidades acordes a las dosis prescriptas. “Los pacientes que son recetados en un Centro de Atención van a recibir el medicamento ahí mismo, sin necesidad de desplazarse a una farmacia”, detalló González García.

Luego de un período ininterrumpido desde su creación en 2002, que alcanzó un máximo de 176 mil botiquines entregados en 2013, el Remediar había sido cancelado por el gobierno de Mauricio Macri en el año 2016. Ese año, Macri lo reemplazó por el programa conocido como Cobertura Universal de Salud, que significó una fuerte reducción en la cantidad de botiquines entregados: a lo largo de 2019 solo se distribuyeron 106 mil botiquines a los centros de salud del país.


Argentina no le pagará al FMI hasta 2024

El Gobierno cerró con el FMI los principales puntos de la negociación por el préstamo récord. No realizará reforma previsional, ni laboral.

El Gobierno cerró los principales puntos en la renegociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el leonino préstamo que sacó Cambiemos. Argentina no comenzará a pagar el crédito hasta 2024, no realizará reforma previsional ni laboral. A cambio, se comprometió a mantener el equilibrio fiscal, pero con condiciones mucho más beneficiosas para el país que las anteriores.

Luego de una semana de continuas reuniones con la delegación del Fondo, el ministro de Economía, Martín Guzmánconsiguió acordar tres años de gracia antes de transferir la primera cuota, se pudo saber  de fuentes con acceso directo a la negociación. El préstamo, que firmaron los funcionarios de Mauricio Macri con Christine Lagarde, establecía que el primer pago debía realizarse en 2021, pero se abonará recién desde 2024.

El Gobierno cerró los principales puntos en la renegociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el leonino préstamo que sacó Cambiemos. Argentina no comenzará a pagar el crédito hasta 2024, no realizará reforma previsional ni laboral. A cambio, se comprometió a mantener el equilibrio fiscal, pero con condiciones mucho más beneficiosas para el país que las anteriores.

Luego de una semana de continuas reuniones con la delegación del Fondo, el ministro de Economía, Martín Guzmánconsiguió acordar tres años de gracia antes de transferir la primera cuota, pudo saber El Destape de fuentes con acceso directo a la negociación. El préstamo, que firmaron los funcionarios de Mauricio Macri con Christine Lagarde, establecía que el primer pago debía realizarse en 2021, pero se abonará recién desde 2024.

Luis Cubeddu, a cargo de la delegación argentina en reemplazo de Roberto Cardarelli, y Julie Kozack, subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, ampliaron su estadía cuatro días hasta el miércoles para definir estos cambios en el acuerdo, además de que no quitarán al país del programa de stand-by para llevarlo a uno de facilidades extendidas, el mismo que se usó en 1997 y que derivó en la mayor crisis financiera de la historia local.

De esta manera, Guzmán consiguió mantenerse afuera de la tutela neoliberal que el Fondo aplica en países con elevado nivel de endeudamiento y que luego profundizan aún más la recesión. Por lo tanto, el Gobierno no se verá presionado a llevar adelante un cambio en el sistema previsional que perjudique a los más vulnerables ni una reforma laboral, como Macri quería aplicar. Alberto Fernández tampoco estará forzado a privatizar compañías estatales.

Por su parte, el Gobierno se comprometió a mantener el equilibrio fiscal por lo que dure el contrato, en línea con el programa del mandamás del Palacio de Hacienda. El FMI aprobó una excepción: que el déficit fiscal primario alcance el 0,5%, siempre que esté basado en un aumento justificado del gasto social.

Del lado del régimen previsional, Guzmán prepara una fórmula que será muy similar a la de Cristina Kirchner, que en este período económico venidero no entregará seguramente mejoras considerables al poder adquisitivo de los jubilados, pero garantiza la sustentabilidad del régimen de reparto. El Gobierno evalúa, a la par, entregar bonos para compensar potenciales pérdidas de la capacidad de compra contra la inflación.

Tal como le transmitió el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, a los técnicos del organismo, las tarifas volverán a tocarse luego de los seis meses en que dura el período de emergencia, en el que se analizan los aumentos de Cambiemos, que llegaron al 3.500% para la luz. “No se trata de un congelamiento permanente ni de sostener este congelamiento parcial por mucho tiempo, sino de hacer una revisión que permita reducir donde sea posible los costos del sistema eléctrico y de gas, y poder generar tarifas razonables y accesibles sobre todo donde hay mayores necesidades”, dijo el funcionario en conferencia de prensa.

La pauta de incremento de las tarifas que el Gobierno planifica se encuentra en torno al 20%.

Similar es la variación que prevén para el dólar a lo largo del año.

El miércoles, la misión del Fondo le dio la venia a Alberto, que durante la campaña planteó que no era posible pagar el gigantesco pasivo que generó Macri en menos de cuatro años. “El personal del FMI ahora evalúa que la deuda de Argentina no es sostenible”, lanzó la delegación en un comunicado al final de su visita. “Específicamente, nuestra visión es que el superávit primario que se necesitaría para reducir la deuda pública y las necesidades de financiamiento bruto a niveles consistentes con un riesgo de refinanciamiento manejable y un crecimiento del producto potencial satisfactorio no es económicamente ni políticamente factible”, precisó.

Las palabras de los técnicos fueron consideradas como “inéditas” por fuentes de la Casa Rosada consultadas por este medio. El propio Presidente congratuló a los economistas por Twitter: “Celebro que el FMI reconozca la posición argentina respecto de los procesos de endeudamiento. Si todas las partes demuestran voluntad de acordar, podremos volver a crecer, honraremos nuestros compromisos y volveremos a tener una Argentina de pie”.


El titular del Banco Central anticipó el futuro del control de cambio

Miguel Pesce se refirió a la deuda argentina tras el reconocimiento del FMI de que es “insostenible” y aseguró que si bien siempre puede haber default porque “aceptar la oferta depende de terceros”, lo ve “poco probable”.

El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce, habló tras el reconocimiento del FMI de que la deuda de nuestro país es “insostenible” y si bien aseguró que “siempre es posible un default” aclaró que lo ve “poco probable”.

Yo creo que va a haber una oferta consistente y que hay altas probabilidades de que los acreedores la acepten, pero eso no depende del Gobierno“, analizó en diálogo con Radio La Red.

En la misma entrevista se anticipó a lo que sucederá con el dólar y la posibilidad de quitar las restricciones a la compra de divisas. El funcionario fue contundente: “No me imagino que esto pueda ocurrir en 2020”.

“Lo primero que tiene que suceder es que aumenten las exportaciones, que superen los 80 mil millones de dólares, y después empezaremos a ver”, explicó.

“Sobre lo primero que vamos a actuar es sobre las regulaciones que tienen que ver con la relación comercial y económica de la Argentina con el exterior, y después empezaremos a revisar estas otras medidas, que tienen que ver con la demanda para ahora”, sentenció Pesce.

“Si no hubiera regulaciones cambiarias, la demanda de divisas sería mucho mayor, el tipo de cambio sería más alto, los salarios serían más bajos, y tendríamos más pobres en la Argentina”, enfatizó.