Cuáles son los beneficios y a quiénes abarca el programa para asistir al trabajo y la producción

El plan impulsa beneficios como la postergación de hasta un 95% de las contribuciones patronales y la creación de una Asignación Compensatoria al Salario para trabajadores de empresas de hasta 100 empleados.

El presidente Alberto Fernández dispuso la creación de un programa de asistencia de emergencia para apoyar a empleadores y trabajadores de empresas micro, pequeñas y medianas, afectadas por la merma de la actividad productiva debido a la propagación del coronavirus en el país, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), publicado en un suplemento del Boletín Oficial.

Se denomina Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción y tiene como objetivo apoyar los emprendimientos que padecen una disminución de su producción, a partir de la pandemia, que -señala el DNU- impacta en forma “inmediata y aguda a las empresas, particularmente a aquellas micro, pequeñas y medianas”.

El decreto 332 prevé “la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino” y una “Asignación Compensatoria al Salario para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados”.

A su vez, a través del Programa de Recuperación Productiva ( REPRO), el gobierno estableció que se dará una asistencia a los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 empleados y se especifica que la prestación por trabajador tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

Además, se implementa un Sistema integral de prestaciones por desempleo, destinado a cuyas actividades económicas “fueran afectadas de forma crítica en la zona geográfica donde se desarrollan”, a quienes cuenten con una “cantidad relevante” de trabajadores contagiados y quienes acrediten una “sustancial reducción en sus ventas” con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

El gobierno aclaró que “se encuentran excluidos de los beneficios del presente decreto aquellos sujetos que realizan las actividades y servicios declarados esenciales” e indicó que la Jefatura de Gabinete de Ministros establecerá los “criterios objetivos, actividades y demás elementos que permitan determinar la asistencia a recibir por las sujetos beneficiados”.

Los beneficios

Entre otros beneficios, el programa establecerá “la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino” y una “Asignación Compensatoria al Salario, para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados”.

Asimismo, el decreto contempla una Asistencia por la Emergencia Sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 empleados y se especifica que la prestación por trabajador tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

Además, se implementa un Sistema integral de prestaciones por desempleo, que tiene como requisitos que “sus actividades económicas fueran afectadas de forma crítica en la zona geográfica donde se desarrollan”, tener una “cantidad relevante” de trabajadores contagiados y acreditar una “sustancial reducción en sus ventas” con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

Los beneficiarios

El Gobierno aclaró que “se encuentran excluidos de los beneficios del presente decreto aquellos sujetos que realizan las actividades y servicios declarados esenciales”, e indicó que la Jefatura de Gabinete de Ministros establecerá los “criterios objetivos, actividades y demás elementos que permitan determinar la asistencia a recibir por las sujetos beneficiados”.

En tanto, se especificó que, quienes cumplan con los requisitos, accederán a uno de los siguientes beneficios: la postergación de los vencimientos para el pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino, o la reducción de hasta el 95% de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino devengadas durante el mes de abril del 2020 para empleadores que no superen los 60 trabajadores.

Aquellos que superen esa cantidad, deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis.

Los alcances

Según adelantaron desde el Gobierno, el decreto establecerá que la AFIP “dispondrá los vencimientos especiales para el pago de las contribuciones patronales”.

Además, contemplará un incremento en las prestaciones económicas por desempleo “a un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000”, durante “el periodo que establezca la Jefatura de Gabinete de Ministros”.

En este punto, se señaló que “será competencia del Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social modificar la operatoria del Sistema integral de prestaciones por desempleo”, y, también, que los empleadores alcanzados por los beneficios “deberán acreditar ante la AFIP, la nómina del personal alcanzado y su afectación a las actividades alcanzadas”.

Además, se definió que el Ministerio de Trabajo considerará la información y documentación remitidas por la empresa, y podrá relevar datos adicionales y disponer la realización de visitas de evaluación.

A su vez, la Jefatura de Gabinete tendrá la facultad de extender la vigencia de las medidas del decreto y definir las actividades económicas afectadas en forma crítica por la emergencia sanitaria.

Según la cantidad de empleados

En el caso de los empleadores de hasta 25 trabajadores, el programa asistirá en un 100% del salario neto, con un valor máximo de un salario mínimo vital y móvil vigente, mientras que a las empresas con 26 a 60 empleados, aplica el mismo aporte con un valor máximo de hasta un 75% del salario mínimo.

Por otra parte, las empresas con plantillas de 61 a 100 personas, la asistencia también abarcará el total del salario neto con un valor máximo de hasta un 50% del salario mínimo.

Otros requisitos para la obtención del Sistema integral de prestaciones por desempleo incluyen tener una cantidad relevante de trabajadores contagiados o que estén en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar.


Ya es oficial: se prohibieron los despidos y las suspensiones por 60 días

El decreto 329/2020 publicado en el Boletín Oficial establece que no se podrá echar trabajadores sin justa causa o por falta o disminución de trabajo.

El Gobierno nacional prohibió por decreto los despidos “sin causa justa o disminución de trabajo y fuerza mayor” por el lapso de sesenta días. Finalmente, el Presidente decidió endurecer la política oficial tras los anuncios de despidos masivos de grandes empresas como Techint y Mirgor.

A través del decreto 329/2020, publicado el martes por la noche en la edición extraordinaria Boletín Oficial y con la firma de todos los integrantes del gabinete nacional, el Gobierno determinó la suspensión de los despidos por dos meses.

“Prohíbense los despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de sesenta (60) días contados a partir de la fecha de publicación del presente decreto en el Boletín Oficial”, establece el decreto

Además, se dispuso prohibir también las suspensiones “por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo”, siempre dentro de los próximos 60 días.

En los considerando, se afirmó que “resulta indispensable garantizar la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un Diálogo Social en todos los niveles y no con medidas unilaterales”.

En el artículo 4 se determinó que los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto en este decreto “no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”.

Fuente; El Destape


Aeronavegantes denunció que LATAM descontó los días de cuarentena

El gremio denunció que la aerolínea descontó a sus trabajadores los días de cuarentena aplicada por el Gobierno Nacional.

La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) que conduce Juan Pablo Brey denunció la aplicación de descuentos salariales en LATAM Argentina para los tripulantes de cabina que no cumplieron servicio durante la semana de aislamiento voluntario previa al 20 de marzo, como medida de prevención frente a la pandemia del Coronavirus.

«Contrariamente a las constantes y claras manifestaciones del Presidente de la nación en el sentido de evitar medidas que impacten sobre las fuentes de empleo y los salarios, LATAM Argentina profundiza hoy su decisión de cargar los costos de la crisis sobre los trabajadores», sostuvo Brey.

El dirigente sindical detalló que «la empresa ha realizado descuentos de días de trabajo y presentismo a compañeras y compañeros que por motivos justificados y atribuibles a la pandemia de Coronavirus se ausentaron en sus puestos de trabajo».

Asimismo Brey apuntó hacia la CEO de LATAM, Rosario Altget, quien «anunció livianamente la decisión de reducir sustancialmente los salarios al iniciarse la cuarentena obligatoria, a lo cual se le suma hoy otra situación del mismo corte unilateral», enfatizó.

«Hemos incluido de inmediato esta cuestión en la denuncia que oportunamente presentamos la semana pasada ante el Ministerio de Trabajo, a fin de que se la contemple dentro de los temas a resolver en las audiencias a las que se nos cite una vez finalizado el aislamiento», agregó Brey.

«LATAM parece decidida a aprovecharse de la coyuntura para aplicar medidas de amedrentamiento sobre sus trabajadores, en momentos en los cuales debería hacer exactamente lo contrario», denunció el aeronavegante, quien también es secretario de Prensa de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).

«Pelearemos en todas las instancias, y por el tiempo que sea necesario, para evitar que seamos los trabajadores quienes paguemos por una crisis que si bien es innegable, nos excede», concluyó Brey.


Conflicto por posible despido de 745 operarios en empresa de Caputo

El caso de Mirgor trascendió a pocos días de que la empresa Techint anunció su intención de desprenderse de 1.450 trabajadores.

La empresa electrónica Mirgor, con plantas en la ciudad fueguina de Río Grande, inició negociaciones con sindicatos y funcionarios del gobierno provincial por la situación de 745 operarios cuyos contratos vencen hoy, a raíz de la paralización de la actividad industrial por la pandemia de coronavirus.

El conflicto tendrá en las próximas horas una mesa de diálogo -que por las restricciones del aislamiento podría realizarse mediante videoconferencia- en el marco de la convocatoria del Ministerio de Trabajo y Empleo de la provincia.

En ese sentido, fuentes gubernamentales fueguinas aseguraron que funcionarios del gobierno realizaban “distintas gestiones” para evitar los despidos, y que el gobernador Gustavo Melella participa de esas tratativas.

La empresa aseguró que a pesar del conflicto abierto, todos los trabajadores cobrarán el 6 de abril sus salarios correspondientes a marzo.

El caso de Mirgor trascendió a pocos días de que la empresa Techint anunció su intención de desprenderse de 1.450 trabajadores, también argumentando la paralización de la actividad, para lo cual el Ministerio de Trabajo de la Nación dispuso la conciliación obligatoria.

El sindicato de supervisores (Asimra) “repudió” la intención de la compañía Mirgor dedicada a la fabricación de televisores, celulares y equipos para la industria automotriz, de “producir despidos en medio de la situación crítica en que se encuentra el país», sostuvo el secretario general del gremio para la región patagónica, Javier Escobar.

“Los trabajadores tienen contrato en Mirgor hasta el 31 de marzo y no se les renovaría debido a la situación de la cuarentena. Habría un compromiso de reincorporar a ese mismo personal una vez que se supere la situación, pero es solo una versión”, aseveró Escobar al sitio Gremiales del Sur.

El conflicto involucra a 525 trabajadores contratados bajo la modalidad de “plazo fijo”, entre ellos 10 supervisores, y a 220 operarios de contratos de Personal de Prestación Discontinua (PPD).

Según Escobar, empresas como Mirgor, cuyo socio mayoritario es la familia Caputo (entre ellos Nicolás, amigo y ex socio del ex presidente Mauricio Macri) “tienen compromisos de producción, además de haber tenido ganancias millonarias en los últimos años”.

El jefe de Asimra sostuvo que las empresas electrónicas de Tierra del Fuego, agrupadas en la cámara Afarte, “utilizan como excusa la situación de emergencia” para, por ejemplo, “pagar los sueldos el último día legal para estirar la fecha de desembolso de dinero”.

Por su parte, Mirgor emitió un comunicado en el que “desmiente” la existencia de despidos en sus plantas de Río Grande.

“En relación al personal que finaliza sus contratos de trabajo hoy 31 de marzo, la empresa abrió una instancia de diálogo con los gremios y autoridades provinciales, para buscar alternativas posibles de mitigación ante este escenario”, advirtió la compañía.

También indicó que ese mismo esquema han adoptado “la totalidad de las empresas radicadas en Tierra del Fuego”, manteniendo al personal que se encuentra sin actividad hasta que finalice la cuarentena oficial.

Mirgor afirmó que la totalidad de los trabajadores “cobrarán el próximo 6 de abril (cuarto día hábil del mes), los salarios correspondientes al mes de marzo”.

En tanto, el sindicato metalúrgico (UOM) que representa a la mayoría de los involucrados, también informó que su mesa directiva se encuentra reunida y “analizando los pasos a seguir”.


Extienden por tres meses el Ahora 12 y suman alimentos y medicamentos

Entre los rubros incorporados se encuentran medicamentos, alimentos, bebidas y productos de higiene personal y limpieza, que podrán adquirirse sin intereses en 3 y 6 cuotas. Se trata de productos esenciales ante la pandemia del coronavirus.

El Ministerio de Desarrollo Productivo extendió el Programa Ahora 12 por tres meses y dispuso la incorporación de nuevos rubros como alimentos, bebidas, insumos médicos y medicamentos, que hoy son considerados esenciales en la actual emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

El Gobierno también decidió impulsar las compras de productos online en cuotas fijas, a raíz de las actuales medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio, se informó esta tarde oficialmente.

“En este momento de emergencia sanitaria no solo sumamos más productos y rubros, sino que también buscamos dar mayor impulso a las pymes nacionales, para minimizar el impacto económico recesivo del aislamiento social obligatorio sobre el entramado productivo local, destacó la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Entre los rubros incorporados se encuentran medicamentos, alimentos, bebidas y productos de higiene personal y limpieza, que podrán adquirirse sin intereses en 3 y 6 cuotas.

El equipamiento médico producido por pymes nacionales, y que abarca electrocardiógrafos, desfibriladores, monitores para distintas señales fisiológicas, balanzas de grado médico, instrumental, elementos de esterilización y máquinas, podrá adquirirse sin intereses en 12 y 18 cuotas.

Con las mismas condiciones de financiación, el programa se extenderá por tres meses, hasta el próximo 30 de junio.

Ahora 12 es un programa voluntario aceptado por comerciantes y consumidores que favorece el consumo con tasas de financiación más bajas en el mercado.

Los comercios pueden adherirse a través de la web www.argentina.gob.ar/ahora-12 y dependiendo el rubro al que pertenecen, estarán dentro de Ahora 3, 6, 12 y 18 cuotas.

A través de Ahora 12 y Ahora 18 también se pueden comprar televisores, línea blanca, teléfonos celulares 4G, computadoras, notebooks y tablets, materiales para la construcción y colchones. Indumentaria, calzado y marroquinería, muebles y juguetes pueden adquirirse en 3, 6, 12 y 18 cuotas


Acuerdo de precios en frutas y verduras en la provincia

La Secretaría de Comercio Interior llegó a un acuerdo con los tres mercados que funcionan en la provincia.

El gobierno de Santa Fe presentó este martes un acuerdo de precios mayoristas sugeridos para frutas y verduras por un plazo de 15 días, el cual incluye diez productos masivos, informó la Secretaría de Comercio Interior provincial.

Tras los incrementos de precios de frutas y verduras en las últimas dos semanas, la Secretaría de Comercio Interior llegó a un acuerdo con los tres mercados de concentración del sector que funcionan en la provincia.

 

“Ellos lo tomaron como iniciativa para que las verdulerías sepan que los días de aislamiento social preventivo y obligatorio, y los que sigan, va a haber una referencia de precios”, sostuvo Maros Aviano, secretario de Comercio Interior.

El espíritu del acuerdo es que esos precios de referencia «se trasladen al consumidor –siguió el funcionario-, sobre todo en el marco de los reclamos que se vienen registrando”.

El acuerdo de precios mayoristas sugeridos incluye diez productos masivos que se compran en verdulerías.

El área de Comercio Interior inició 50 sumarios en las últimas semanas en puestos de los mercados de productores de Rosario por suba irracional de precios.

“Hemos logrado que se baje el precio de algunos artículos. Es por eso que también es importante el papel del verdulero y del consumidor: producto que se encuentra caro, no comprarlo”, dijo Aviano durante la presentación del acuerdo, que se realizó este mediodía en Rosario.

El acuerdo incluye en el rubro verduras los productos como papa común (entre 18 y 20 kilos por bolsa), un mínimo de $350 y un máximo de $450; cebolla, igual peso y precios; calabaza (entre 13 y 16 kilos), un mínimo de $250 y un máximo de $350.

En el caso de las frutas se estableció un precio de referencia mayorista de entre $350 y 450 para el cajón de mandarinas (entre 15 y 18 kilos); entre $600 y 800 para la pera común (entre 15 y 18 kilos); un mínimo de $900 y un máximo de $1.100 para el cajón de manzanas de 19 kilos).

Desarrollado por: Carvajal Maxi