El precio de la garrafa de gas subió 8,54%: la de diez kilos pasó a costar más de $1.300

La suba fue dispuesta en el Boletín Oficial por la Secretaría de Energía, y rige tanto para fraccionadores, distribuidores y venta al público. Para los consumidores, la garrafa de 10 kilos pasó a costar $1.334; la de 12 kilos, $1.601; y la de 15 kilos, $2.001.

La Secretaría de Energía aumentó un 8,54% los precios máximos de referencia de las garrafas de 10, 12 y 15 kilos para fraccionadores, distribuidores y venta al público, así como el butano y el propano para los productores adheridos al programa Hogar.  La medida -que es retroactiva al 1° de abril- se comunicó a través de la resolución 326/2023 publicada este miércoles en el Boletín Oficial.

Por otra parte, por medio de la resolución 331/2023 desde Energía se autorizó una asistencia de $948.275.757,45 para veinte empresas productoras, con el propósito de asegurar el suministro de garrafas en hogares de bajos recursos.

El precio máximo de referencia para la garrafa de 10 kilos pasa a ser de $724 a partir del 1 de abril (contra $667 anterior) para los fraccionadores, de $1.270 ($1.171 anterior) para los distribuidores, y de $1.334 ($1.229 anterior) para la venta al público.

En el caso de las unidades de 12 kilos, los precios máximos pasaron a ser de $800 a $869 para los fraccionadores; de $1.405 a $1.525 para los distribuidores; y de $1.475 a $1.601 para la venta al público.

Por el lado de las garrafas de 15 kilos, la actualización modifica los valores para fraccionadores de $1.000 a $1.086, para distribuidores de $1.756 a $1.906; y para la venta al público de $1.844 a $2.001.

En cuanto al precio máximo de referencia por tonelada de butano y propano para los productores será de $38.704, con un incremento de 8,47%.

En los considerandos de la medida, la Secretaría indicó que “los precios máximos de referencia cumplen un rol primordial para poder dar efectivo cumplimiento a los objetivos trazados en la Ley 26.020, de Régimen de Industria y Comercialización de Gas Licuado de Petróleo (GLP)”.

Entre esos objetivos “se destaca, principalmente, el de asegurar el suministro económico de GLP a sectores sociales residenciales de escasos recursos que no cuenten con servicio de gas natural por redes”, expresó la resolución que lleva la firma de la secretaria del área, Flavia Royón.

La última actualización de precios se había producido el 21 de marzo y Energía consideró necesario un incremento “teniendo en cuenta la variación experimentada en los valores asociados a la producción de GLP, así como en los costos observados en los segmentos de fraccionamiento, distribución y comercio minorista”, aunque “siempre manteniendo la protección de los usuarios vulnerables a través del Programa Hogar”.

 

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest