Una familia necesitó más de $173.000 para no caer en la pobreza: los ingresos mínimos no alcanzaron

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) aumentó un 5,2% en mayo, mientras que la Canasta Básica Total (CBT) subió un 7,2%. Ambos valores se ubicaron por debajo de la inflación del quinto mes del año, que fue del 7,8%.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) –que delimita el nivel de indigencia– aumentó un 5,2% en mayo, mientras que la Canasta Básica Total (CBT), que mide la pobreza, subió un 7,2%, según informó en la tarde de este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Ambos valores se ubicaron por debajo de la inflación del quinto mes del año, que fue del 7,8%.

En los primeros cinco meses del año, la CBA acumula un aumento del 47,4%, mientras que la CBT suma un alza del 42,9%; mientras que en la medición interanual –es decir, entre mayo de 2022 e igual mes de este año– las subas fueron del 122,6% y del 118,6%, respectivamente. En ambos períodos, la inflación fue del 42,2% y 114,4%.

En mayo, una persona adulta necesitó $32.056 para satisfacer sus necesidades básicas y $70.523 para no caer en la pobreza. Hace un año, se necesitaban $14.401 y $32.258, respectivamente.

Al analizar cómo impactó esta suba en las familias, se advierte que un grupo integrado por tres personas (una mujer de 35 años, su hijo de 18 y su madre de 61) necesitó en mayo $78.857 para satisfacer la CBA, y $173.486 para cubrir la CBT. Hace un año, se requerían $35.426 y $79.354 para tales fines.

Como en mayo el salario mínimo fue de $84.512 y la jubilación mínima de $73.665, la CBT de este grupo familiar sólo llegó a cubrirse si los tres integrantes percibieron al menos un ingreso mínimo.

Una familia de cuatro personas (dos adultos y dos menores) necesitó en el quinto mes del año $99.053 para cubrir sus necesidades alimentarias básicas y $217.916 para no caer en la pobreza. Doce meses atrás, eran necesarios $44.499 y $99.677, respectivamente.

Si los dos adultos percibieron el salario mínimo, totalizaron ingresos por $169.024, los cuales fueron insuficientes para saldar las necesidades básicas. Si se le suman dos Asignaciones Universales por Hijo (AUH), que en el quinto mes del año fueron de $11.465, los ingresos se elevan a $191.954, también insuficientes para cubrir la CBT.

Por último, una familia de cinco integrantes (dos adultos y tres menores) necesitó en mayo $104.182 para cubrir la CBA y $229.199 para pagar la CBT. En el quinto mes del año pasado, se necesitaban $46.803 para comprar los alimentos y $104.838 para satisfacer las necesidades básicas de la familia.

Al igual que el grupo anterior, al suponer que los adultos percibieron el salario mínimo y que además fueron beneficiarios de tres AUH, esta familia no llegó a obtener el dinero necesario para no caer en la pobreza.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest